Ante la serie de instituciones geriátricas que se vio alertada por la presencia del virus Covid-19, este miércoles la residencia Lincoln no escapó al peligro. El médico del establecimiento dio positivo en el test, de modo que todos los adultos mayores tuvieron que ser trasladados a diferentes centros médicos para ser sometidos a los correspondientes hisopados.

Además, se confirmó que dos pacientes levantaron temperatura, un clásico síntoma de coronavirus. Al respecto, el hijo de una de ellas, una mujer de 103 años, dijo a Canal 9: “Activaron el protocolo, vinieron a controlar e identificaron que mi madre y otra persona tenían febrícula, 37,2°”.

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat