Es el cuarto aumento en lo que va del año, luego del DNU que desreguló al sector. Ya hay amparos que buscan frenar estas subas

Después del Decreto de Necesidad y Urgencia que firmara el presidente Javier Milei, las prepagas implementarán una cuarta suba en sus cuotas a partir de abril. Es un intento, por parte de las entidades, de recuperar el atraso de precios que experimentaron en el 2023.

Las subas anteriores fueron de un 30% en enero, 26% en febrero, y un 23% en marzo, y se estima que el aumento de este cuarto mes del año ronde entre el 16% y un 19%, en promedio. Teniendo en cuenta que las prepagas deben notificar las subas con, al menos, 30 días de anticipación, algunas de ellas ya comunicaron a los usuarios los porcentajes:

Galeno: 19%
Omint: 17%
Swiss Medical: 17%
Medicus: 16%

Varios afiliados, a través de sus abogados, presentaron recursos de amparo en un intento de frenar las subas, aunque no todos ellos tuvieron resultados favorables. Hubo una sola causa en la que el amparo colectivo tuvo éxito: la que recayó sobre el Hospital Italiano, que obligó a la entidad a retrotraer los aumentos a 120 afiliados.

Prepagas: a cuánto se van las cuotas a partir de abril

Esta fue la última decisión judicial que alcance a un grupo de beneficiarios, y los efectos se extienden a todas las causas futuras en las mismas circunstancias (es decir, con cuotas similares). Es por esto que en el sector se esperan fallos similares, a partir de este incidente.

Ante esto, la oposición presentó un proyecto en Diputados para declarar la emergencia para usuarios durante un año, y suspender así los incrementos. Este proyecto busca tres pilares importantes:

-Dejar sin efecto los aumentos en las cuotas desde diciembre
-Que ningún afiliado se quede sin atención solo porque no pagó
-Que se reincorporen los afiliados excluidos desde enero

Opciones ante los aumentos

Algunos analistas consideran que una buena opción para que los afiliados paguen menos es pasarse a un esquema menos completo. Una misma prepaga puede ofrecer hasta cinco planes distintos, con amplia variedad de precios. Esta diferencia radica en la amplitud de la cartilla, la inclusión de algunas prestaciones, y la cantidad de centros donde el beneficiario puede hacerse atender.

Prepagas: a cuánto se van las cuotas a partir de abril

Cuando la persona se pasa a un esquema más económico, la cobertura del Programa Médico Obligatorio seguiría garantizada, pero con una cartilla más pequeña. También serán menores los reintegros en el caso de atenderse en consultorios externos, y hasta es posible que haya co-pagos.

Otra opción para ahorrar costos es cambiarse a una prepaga más barata, ya que existen en el mercado planes básicos con precios hasta 70% más bajos que los del plan más bajo de una prepaga de primera clase. Hay opciones por ejemplo de $38.000 o $45.000, aunque las cartillas serán mucho más limitadas.

Por admin