En estos primeros nueve (¡Sí 9!) días la derecha política mediática argentina no le dio tregua al gobierno del Frente de Todxes, elegido democráticamente en Argentina.

Por Héctor Sosa

Lo había hecho antes, lo hará mañana, porque forma parte de un formato impulsado por la inteligencia del Pentágono de los Estados Unidos, cuyo objetivo principal es desestabilizar la región, crear mal/estar en millones de personas a través de sistematizar mentiras o medias verdades de las acciones que emprenden los gobiernos populares.

No es un plan del momento, ya lleva casi tres décadas, en América Latina y a nivel global.

Existe un método para derrocar gobiernos populares a través de estrategias de “acción no violenta”. La misma adquiere el nombre de golpe suave: una forma de realizar un golpe de estado sin la utilización de las armas. Se denomina golpe suave al uso de un conjunto de técnicas conspirativas no violentas, con el fin de desestabilizar un gobierno y causar su caída (1). Esta teoría fue ideada por el politólogo estadounidense Gene Sharp, a finales del siglo pasado, y ampliamente utilizada en el mundo durante la última década.

Gene Sharp considera que el golpe suave para derrocar un gobierno puede ejecutarse en cinco pasos: promover acciones no violentas para generar y promocionar un clima de malestar en la sociedad; desarrollar intensas campañas en “defensa de la libertad de prensa y de los derechos humanos”; manipulación del colectivo para que emprenda manifestaciones y protestas violentas amenazando las instituciones; ejecutar operaciones de guerra psicológica y desestabilización del gobierno; por último forzar la renuncia del Presidente de turno, mediante revueltas callejeras.

Esa es la estrategia. Y acá se comenzó a aplicar ya desde la última etapa del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner. Actualmente vicepresidenta electa.

Por ello sería importante señalar algunas de las medidas con las cuales una minoría no está de acuerdo: • Un estado presente • Dar refugio a Evo Morales • Congelar las tarifas por 180 días • Moratoria para las Pymes

• Suspender despidos por 180 días • Retenciones a sectores de altos ingresos del campo • Suspender pago de la deuda externa hasta que haya recuperación económica • Suspender despidos en el Estado • Impuesto al dólar/ Turismo para estimular el turismo interno • Bono de 10.000 pesos para las jubilaciones mínima • Se abren las paritarias nacional docente •
No hay impuesto al dólar para medicamentos y la producción • Suspenden aumentos de tarifas por 180 día • El estado se hará cargo de la producción de Misiprostol. • El bono de 10.000 pesos lo cobran 4.500.000 jubilados • Se buscará bajar la tasas de interés al cuarenta por ciento Estos son sólo las primeras medidas, que dan cumplimiento a lo dicho en campaña.

Esto pone en acción una especie de sabotaje comunicacional, que lleva al Frente a duplicar su tarea en lograr mensajes bien dados y a los comunicadores sociales a ser parte de re/construir la veracidad informativa

PD de aporte: La población tiene a los medios como su única herramienta para informarse, pero al existir una única voz, debido al monopolio, instalan el odio y desvían la cuestión nacional del ojo de los que intentan informarse. En la música existe algo llamado “alta rotación”, repiten tanto una canción que uno la termina tarareando. Lo mismo pasa con las noticias. Las personas reciben constantemente las mismas noticias de distintos medios -pero de un único dueño- que terminan repitiendo lo que ellos publican. Es así que logran el odio del pueblo contra sus mismos representantes.

PD de aporte: construir comunicación y medios propios es la acción estratégica de los años por venir

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *