Por Adrian Noriega

Hace 36 años que vivo DE LA RADIO y escuchando a los agoreros que dicen que la tele la iba a destrozar, que internet, y que esto o aquello, yo creo que el mayor daño a la radio lo hizo la política, que llegó en los últimos años, (porque siempre estuvo) con más fuerza y virulencia, también con más ignorancia, ya que hoy el medio lo manejan “los amigos del poder” gente, en muchos casos, que juega a saber y no sabe un pomo, pero son obsecuentes de esa billetera politizada.

La radio sigue siendo el buen decir , la música, las palabras, los tiempos y hasta esos pequeños silencios tan escasos, como yo lo veo hoy se multiplicó en sus formas, se escucha en un teléfono, en una app, en la compu, en una tablet, y también en casa como antes, y en los autos. El muchas ciudades ya se escuchan podcast (Los tengo en Infobae) que también son para mi, otra forma de radio, más “on demand” cómo se dice.

Escucha “CONTACTO NORIEGA” de lunes a viernes de 07.00 a 10.00 AM por FM 88.9 – Union de Radios

Cuando yo entre a la radio 1985 eran papeles, diarios y un mic, luego llegaron las pantallas de tv, para monitorear la actualidad de los canales de 24 horas de noticias que antes no existían, luego llegaron las PC e internet y desaparecieron los diarios en papel prácticamente, hoy y desde hace dos o tres años en casa fui formando mi estudio y ahora mi radio digital, con distintos software, 5 pantallas 3 computadoras tres cámaras etc, y también hubo agoreros que me decían , Radio digital?? no la radio tiene que tener antena, dial etc, los auspiciantes no ponen ahí etc….hoy tengo la radio y en menos de un año, 26 emisoras (por ahora) sí 26 emisoras Argentinas!! radios De amplitud modulada, AM, también muchas Fm, frecuencias moduladas y lógico algunas radios digitales, en fin…una vez más como aquel pibe al que le decían en su pueblo, mira que Buenos Aires es difícil, mira que el Medio radial y televisivo es complicado etc, igual que ayer seguimos soñando y trabajando duro por cumplir esos sueños.

Gracias a los vientos en forma de personas/ y empresas que soplan mis velas para seguir navegando.

Por

Abrir chat