Escándalo millonario. Patanian opera junto con el Jefe de Gabinete de Nación, Nicolás Posse, para implementar las SAD en las ligas locales.

La Corporación América, bajo la influencia del holding de Eduardo Eurnekian; y la cúpula del Ejecutivo de Javier Milei, a través del jefe de Gabinete Nicolás Posse, también “ex” ejecutivo de Aeropuertos Argentina 2000, conforman el mascarón de proa en el lobby que busca habilitar la conversión de clubes de fútbol en empresas privadas.

La tercera pata de esta mesa es Matías Patanian, quien simultáneamente ejerce la vicepresidencia de River Plate y de Aeropuertos Argentina 2000. Sí, la misma mpresa de Eurnekian. En la actualidad, River es uno de los protagonistas en el rechazo al sistema de Sociedades Anónimas Deportivas (SAD).

En 2016, como titular del Millonario, Rodolfo D’Onofrio lideró la resistencia contra los planes de Mauricio Macri para implementar el sistema, argumentando en favor de la profesionalización.

Con Javier Milei en el Gobierno y Jorge Brito como presidente de River, el club se unió a la campaña impulsada por la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) para oponerse a la inclusión de un capítulo que habilitara las SAD en el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) 70/2023.

Según informó Letra P, los estatutos de River prohíben la privatización o cualquier forma de intervención privada. Esta disposición fue recientemente ratificada en las últimas elecciones de autoridades, en las que Jorge Brito asumió junto con toda la comisión directiva.

Matías Patanian, reconocido dirigente dentro del club, ha manifestado públicamente su alineamiento con las fuerzas políticas de derecha en la vida política nacional. Su carrera en River comenzó junto a Andrés Ballotta, actual tesorero millonario y pieza clave en la administración económica del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

La relación de Patanian con Nicolás Posse en la Corporación América le permitió acceder al círculo íntimo de la familia Milei. Su llegada revitalizó la relación con Daniel Scioli, secretario de Turismo, Ambiente y Deporte, quien busca revitalizar el proyecto SAD frenado por amparos judiciales. En este esfuerzo, Patanian colabora como punta de lanza para los clubes grandes y como operador para romper consensos en River.

La estrategia de Patanian es fortalecerse para proyectarse en las elecciones del próximo año en River. Su doble rol como interlocutor privilegiado con el Ejecutivo nacional y figura capaz de atraer fondos privados para replicar el modelo europeo en el país es fundamental. A pesar de no haber logrado suceder a D’Onofrio en 2021 debido a las limitaciones estatutarias, Patanian sigue buscando consolidarse como una figura influyente en el club.

El juego de sucesiones sigue abierto, principalmente porque falta aproximadamente un año y medio para las elecciones, y en ese período cualquier cosa puede suceder. Además, el proyecto oficial de las sociedades anónimas cuenta con un consenso general de rechazo.

Quienes están familiarizados con la situación afirman que Matías Patanian mantiene una relación cercana con Guillermo Francos y Nicolás Posse desde la época en que este último era gerente general de la unidad de Negocios Sur de Corporación América y director de proyecto del Corredor Bioceánico Aconcagua. Sin embargo, algunas fuentes sugieren que la relación de ambos con Eduardo Eurnekian se ha deteriorado en los últimos años.

Como resultado de estos desencuentros, Eurnekian, conocido como “el Armenio” en el mundo empresarial, al buscar sucesores para dar un paso atrás debido a su edad, optó por promover a su sobrino Martín Eurnekian, postergando así el ascenso de Matías Patanian a la cúpula. A pesar de esto, Patanian continúa ocupando la vicepresidencia de AA2000.

Por admin