El arquero atajó tres penales y le dio el título al conjunto platense.

El héroe indiscutible de la jornada fue Matías Mansilla, quien se erigió como la figura destacada en la definición desde los 12 pasos que Estudiantes le ganó a Vélez por 4 a 3 para consagrarse campeón de la Copa de la Liga.

No es la primera vez que Mansilla brilla en estas instancias, ya que también fue determinante en las semifinales contra Boca con atajadas a Edinson Cavani y a Nicolás Figal.

Estudiantes de La Plata se coronó campeón de la Copa de la Liga al vencer a Vélez por penales después de un empate 1 a 1 en el tiempo reglamentario.

Antes de que comenzara la tanda de penales, las cámaras de televisión enfocaron a Mansilla sosteniendo un machete, una imagen que captó la atención de todos, algo que también había hecho ante el Xeneize.

Aunque los dos primeros disparos no los pudo atajar, a Emanuel Mammana y a Alejo Sarco, Mansilla se recuperó de manera espectacular, deteniendo los remates de Joaquín García, Santiago Cáseres y el crucial tiro de Álvaro Montoro que selló la victoria para Estudiantes. Fernando Zuqui, con su gol, puso fin a la serie y desató la celebración para el equipo platense.

La felicidad de Mansilla tras el título

Tras el encuentro, Mansilla expresó su alegría y emoción por el logro alcanzado. “Estoy muy feliz, se me vienen muchas cosas a la cabeza; lo primero es mi familia, yo soy de acá de Santiago y no lo hubiese soñado. Estar viviendo esto es hermoso”, declaró el arquero.

El jugador también destacó la actitud del equipo a lo largo del torneo y señaló que “jugaron de igual a igual en todas las canchas y demostraron una humildad admirable”. Asimismo, destacó que llegó a Estudiantes a trabajar duro y que nunca buscó reemplazar a nadie, incluso a Mariano Andújar, una leyenda del club.

Por último, Mansilla reveló la dificultad adicional que enfrentó en la tanda de penales, ya que no contaba con mucha información sobre los pateadores de Vélez. “Esta definición fue más difícil porque no tenían tantos penales pateados, eran muchos chicos. Y el último lo adiviné”, confesó el arquero.

Por admin