Continúa el alerta en la ciudad de Necochea donde el pasado 17 de mayo se celebró un baby shower en plena cuarentena pero el caso recién ahora salió a la luz. En aquel evento asistieron al menos 30 personas, de las cuales alrededor de 20 se contagiaron de coronavirus a partir de una mujer asintomática que fabricó los souvenirs del festejo.

Se presupone entonces que el caso índice del brote fue la mencionada mujer de 49 años que no asistió al baby shower pero sí dos de sus tres hijos, todos infectados de Covid-19. Como uno de ellos tiene un trabajo al que se dedica pese al confinamiento social, también tuvieron que aislar a sus compañeros laborales para evitar la circulación del virus.

Ahora bien, la mujer que inició la cadena de contagios en Necochea se enfermó de coronavirus al tener contacto estrecho con un hombre que había viajado a la Ciudad de Buenos Aires para someterse a una intervención quirúrgica en el Sanatorio Güemes, en el barrio porteño de Palermo. En el centro médico confirmaron en los últimos días la existencia de 36 empleados afectados por el virus.

La secretaria de Salud de la ciudad sureña bonaerense, Ruth Kalle, se refirió al hecho esta mañana. Sobre uno de los hijos del caso índice dijo: “Había una cadena de contagio que nos preocupaba mucho porque la ex nuera de uno de los convivientes tiene una hijita y trabaja en un lugar donde viven 10 chicos discapacitados. Por suerte ese contacto dio negativo y toda esa cadena dio negativa”.

“Pensemos que la autopista del virus son las superficies y que además van dos de sus hijos que estaban contagiados y en ese momento no lo sabían”, indicó Kalle a Radio Metro sobre los hijos de la mujer que confeccionó los souvenirs. Dicha persona, además, trabaja en un geriátrico, de forma que tuvieron que hisopar a los adultos mayores que residen allí. Los resultados registraron la presencia del coronavirus en una residente y una empleada del lugar.

Según la secretaria de Salud de Necochea, la mayoría de los contagiados en el baby shower permanecen aislados en sus domicilios “con todas las medidas de seguridad y los protocolos establecidos”. Mientras que dos personas están internadas en el Hospital Municipal Emilio Ferreyra.

Sin embargo, no todo quedó en el baby shower. Desde este lunes, las autoridades comenzaron a investigar el festejo de cumpleaños de una mujer que asistió previamente a la celebración del 17 de mayo y que en los últimos días comenzó a tener los síntomas característicos de padecer Covid-19. Hoy se sabrá si tiene o no coronavirus.

“El último descubrimiento es una mujer que apareció ayer contando que había estado en el baby shower el sábado y el martes festejó su cumpleaños, del que participaron varias personas también”, contó Kalle. “Nosotros queremos llegar hasta el último contacto para poder controlar el foco. Esa es nuestra tarea y nuestra prioridad en este momento”, manifestó.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *