Desde la madrugada del sábado, largas colas de fieles esperaban a Leda Bergonzi, quien dio una misa en Santos Lugares, en el Santuario de Lourdes, en Buenos Aires.

Desde hace una semana, una larga fila de fieles seguidores de la sanadora rosarina Leda Bergonzi acampó en los alrededores del Santuario Nuestra Señora de Lourdes, en Santos Lugares, en el partido bonaerense de Tres de Febrero. El objetivo: conseguir que la mujer los reciba y los bendiga durante la misa que brindó este este sábado dese las 18.

Esta particular parroquia tiene como cura al congoleñoMedard Kahindo Vyangavo, de quien también se dice que obra milagros. Cuando en 2018 quisieron trasladarlo a Chile, la comunidad salió en su defensa. Y se quedó en su puesto.

En este caso, la espera fue por Leda, quien llegó a Tres de Febrero en horas del mediodía y alrededor de las 14 dio un breve discurso en el altar para dar comienzo a la jornada. En las afueras, unas once cuadras de fila aguardaban para ser recibidas por la rosarina

Buenos Aires: furor y largas colas por Leda, la rosarina que “cura” mediante imposición de manos

Su arribo al partido bonaerense de Tres de Febrero fue minutos antes de las 12 del mediodía, el horario en el que se dio inicio al tan esperado encuentro encabezado por quien es conocida como “la mujer de los milagros”, el cual se transmite en vivo y aún se desconoce su hora de finalización.

Leda subió al altar recién pasadas las 14, luego de una pequeña introducción a la jornada. Apenas un rato después, se sumó al coro y comenzó a entonar las letras de las canciones preparadas para la misa.

La rosarina Leda Bergonzi, conocida como la sanadora, en una multitudinaria misa en Santos Lugares, partido bonaerense de Tres de Febrero. (Gentileza La Capital)
La rosarina Leda Bergonzi, conocida como la sanadora, en una multitudinaria misa en Santos Lugares, partido bonaerense de Tres de Febrero. (Gentileza La Capital)
La rosarina Leda Bergonzi, conocida como la sanadora, en una multitudinaria misa en Santos Lugares, partido bonaerense de Tres de Febrero. (Gentileza La Capital)
La rosarina Leda Bergonzi, conocida como la sanadora, en una multitudinaria misa en Santos Lugares, partido bonaerense de Tres de Febrero. (Gentileza La Capital)

Respecto de toda la gente que la espera, incluso pese al frío, Leda aseguró: “Hay mucha gente que se ha sanado haciendo la cola porque el Espíritu obra igual”. “Que busquen a Dios, que no me busquen a mí”, dijo.

También remarcó que los fieles que se acercan reciben lo que tienen que recibir. “Dios se manifiesta igual en un día tan importante donde el Espíritu Santo hoy nos va a mostrar su poder una vez más”, agregó.

“Nos vamos a quedar hasta la hora que sea y los vamos a recibir a todos. Vamos a hacer bendición uno a uno”, sostuvo la mujer en cuanto a la cantidad de personas que aún esperan por su bendición.

Quién es Leda, “la sanadora de Rosario” que recibió a la mamá de Lionel Messi y está en Santos Lugares

Leda tiene 44 años, es rosarina, y quienes asisten todos los martes para que los toque en la Catedral de Rosario la llaman “la sacerdotisa” y aseguran que recibió los carismas de liberación y sanación por parte de la Iglesia Católica, que admite sus poderes milagrosos desde hace 9 años.

No es monja, no hizo votos religiosos, usa ropa simple, es ama de casa, madre de cinco hijos y ya tiene un nieto. Hasta la propia madre de Lionel Messi, Celia Cuccittini, la fue a ver.

Según su biografía, llamada Leda, la fe y la sanación, la mujer encontró su camino un día de 2015 mientras caminaba por su ciudad natal. Dicen que percibió algo profundo al ver el rostro de un hombre apoyado en la ventanilla de un colectivo. Esa imagen la llenó de una tristeza nueva y desconocida.

La popularidad de Leda Bergonzi creció rápidamente, atrayendo a multitudes en busca de sanación y esperanza. Las filas interminables que se forman en sus encuentros son un testimonio de la fe y la devoción que inspira en sus seguidores.

Sin embargo, también se la conoce por sus polémicas declaraciones. Durante un evento en Maipú, en la región metropolitana de Santiago de Chile, la mujer sostuvo queel cáncer está vinculado a “la falta de perdón” por parte de quien lo padece. Sus palabras generaron la respuesta de la comunidad médica y la Iglesia.

Por admin