egún las estadísticas de los organismos de seguridad porteños, en 2023, hubo 41 fugas en la Ciudad. Pero, en lo que va del 2024, hasta el momento, fueron 19 los arrestados que lograron darse a la fuga tras permanecer en comisarías o alcaldías porteñas esperando su resolución procesal. Por ese motivo, el jefe de Gobierno anunció una serie de medidas para afrontar la situación de los detenidos en las cárceles de la Ciudad de Buenos Aires.

“Heredamos una superpoblación en comisarías y alcaidías. Estas medidas son parte de la solución y nos dan un horizonte para que nuestra Ciudad sea cada día más segura”, señaló Jorge Macri, junto a la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich. En el comunicado, también estuvieron presentes el ministro de Seguridad porteño, Waldo Wolff, el ministro de Justicia, Gabino Tapia, y el secretario de Seguridad y jefe de la Policía de la Ciudad, Diego Kravetz.

Jorge Macri y Patricia Bullrich

Según lo descrito por las autoridades, en 2020, había 60 detenidos en las alcaldías y comisarías porteñas. En la actualidad, hay más de 2.000, 70% en alcaidías y 30% en comisarías, llegando a una situación crítica. Y, en lo que va de la actual gestión, se detuvieron a más de 80 delincuentes por día.

“Nuestra política de seguridad compartida pone el eje fundamental en la protección de la ciudadanía y de las víctimas. Esto significa que el sistema se va pensando todos los días a partir de las decisiones que se van tomando de sacar delincuentes de las calles. Esta solución que ha encontrado la Ciudad ayuda mucho al proceso de ordenamiento que tenemos que hacer. Nosotros, a nivel Nación, estamos analizando todas las soluciones para complementar lo que está haciendo la Ciudad tratando de vaciar las comisarías”, expresó Bullrich.

Entre las medidas anunciadas, se encuentran la construcción de una Alcaidía Central en la zona sur de la Ciudad, en la Comuna 8 (Avenida 27 de febrero y Cámpora), que se estima su terminación en un año y sumándose alrededor de 700 plazas más. Además, se instalarán 19 módulos de detención, equipados y preparados para alojar a 300 detenidos. Los mismos estarán ubicados en la Comisaría Comunal 12, de Saavedra; la Comisaría Comunal 15, de Chacarita; y la Comisaría Comunal 4D, de Barracas.

Según la administración encargada, los módulos-contenedores, que comenzarán a ser instalados en los próximos días, estarán operativo en 90 días. Estas estructuras modulares de metal acondicionadas se colocarán sobre un contrapiso o platea de cemento en la parte interior de las comisarías, en sectores como playones o estacionamientos. Con un diseño rectangular, en la parte central se encuentran dispuestas mesas y bancos de metal donde los detenidos recibirán sus comidas. En ambos lados están dispuestas las celdas que cuentan con camas cuchetas y los baños.

Por otro lado, las autoridades responsables anunciaron que se retomarán las obras en el Complejo Penitenciario Federal II de Marcos Paz que trasladaría a los 1.800 detenidos en la cárcel de Devoto. Las obras estarían terminadas a finales de 2025 y habilitarían 2.200 plazas.Finalmente, se incorporarán alrededor de 2.000 tobilleras electrónicas. “Este mecanismo de rastreo permitirá controlar a los detenidos que están en tránsito y también a aquellos detenidos que tengan arresto o prisión domiciliaria con la garantía necesaria, ya que van a estar monitoreados las 24 horas”, explicaron en el comunicado oficial.

“Tenemos que construir ámbitos nuevos y más seguros como estos. Y trabajar con la Justicia para que nos permita liberar rápidamente plazas en función de detención domiciliaria para delincuentes no peligrosos y además la extradición de delincuentes extranjeros”, destacó Macri. “Siempre vamos a respaldar a nuestra Policía de la Ciudad. Hoy tenemos 1.500 agentes haciendo de celadores, afectados a una tarea para la que no fueron preparados. Lo que deben hacer es cuidar y garantizar la seguridad de todos los porteños y de los que nos visitan, no cuidar presos”, agregó.

“La cantidad de detenidos supera ampliamente las plazas disponibles, y desde el punto de vista legal no son detenidos comunes, sino que muchos ya tienen condena firme y deberían estar en un penal. De cada 100 detenidos, 94 tienen causas en la Justicia Nacional o Federal y el 20% tiene sentencia firme, es decir, ya están condenados”, detallaron las autoridades porteñas y añadieron: “Además, hoy en las comisarías de la Ciudad hay 340 delincuentes extranjeros, muchos de ellos con condena. Es necesario que la Justicia pueda acelerar los trámites para extraditarlos. Para poder llevar adelante estas medidas, el Gobierno porteño avanzará en un Decreto de Emergencia edilicia en alcaldías y comisarías”.

Por admin