Entrevista a la docente y legisladora porteña por Izquierda Socialista en el Frente de Izquierda Unidad (FIT-U) Laura Marrone, sobre la presentación del secretario de Educación, Carlos Torrendell, en el Congreso de la Nación, en la comisión que analiza la Ley Ómnibus y el DNU 70/2023 de Javier Milei. «Las modificaciones que se proponen profundizan la línea de poner a la evaluación externa del sistema educativo como una de las claves para ir regimentando los contenidos y establecer un ranking de escuelas. Además, las modificaciones abren el juego para que la educación a partir de los nueve años tenga virtualidad total, incluso en una proporción dejan prácticamente en un plano secundario la presencialidad. Nosotros ya lo vimos esto en el primer proyecto que presentó la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, con la reforma de la Secundaria del Futuro, donde, en forma explícita, el 70% de la jornada educativa era en forma virtual, monitoreada desde la escuelan con un facilitador respondiendo preguntas por internetn y el 30% a cargo del docente», expresó. Por Mario Hernández.


Entrevista realizada a Laura Marrone en el programa “Metrópolis”, que se emite por AM 830 Radio del Pueblo los jueves de 10 a 11

MH: La primera comunicación en el nuevo año 2024, un año que arroja muchas novedades para la educación.

LM: Acabo de escuchar al secretario de Educación en el Congreso de la Nación, en la comisión que está analizando la Ley Omnibus y el Decreto de Necesidad y Urgencia reafirma los contenidos centrales de lo que está planteado en la Ley Omnibus, de manera que me gustaría analizar esta propuesta.

MH: Te escuchamos.

LM: Si bien él no desarrolla todos los puntos que están contenidos en el Proyecto de ley, se centró en los aspectos más significativos, diríamos que las modificaciones que se proponen, van en la línea o profundizan la línea de poner a la evaluación externa al sistema educativo como una de las claves para ir regimentando los contenidos.

Estamos hablando, por ejemplo, de la propuesta de un examen externo y la terminalidad de la escuela media, lo cual se presenta como una certificación para entregarle al alumno, eventualmente a la familia y a los docentes, que en apariencia no tendría ninguna implicación, sin embargo, lo que hay que inferir de esta propuesta es que nada se hace gratis, sino que esta certificación en perspectiva va a poner en cuestión la validez de los títulos otorgados por la escuela media, esto ocurre por ejemplo en Brasil donde el certificado de terminalidad que otorgan esas evaluaciones externas son elementos que permiten el ingreso o no a las universidades.

Entonces, estamos planteando que se abren las puertas a evaluaciones que, sean públicas o privadas, configurarían un control de lo que se enseña en cada establecimiento y de este modo ir modificando las currículas escolares en función de lo que valoran ese tipo de  evaluaciones. Esta propuesta también contempla periódicas evaluaciones censales durante todo el transcurso de la educación formal. Nosotros sabemos, venimos discutiendo que estos programas de evaluaciones externas eran un paso para establecer un ranking de escuelas. Y el secretario de Educación, Carlos Torrendell, aclaró y parecía contestar las discusiones que venimos haciendo por las redes respecto a su propuesta de que no era un ranking de escuelas, sin embargo, cuando hablamos de evaluaciones que son censales, que es para todos, no es muestral, es decir muestras, las muestras son pretendidas para evaluar el sistema, para diagnosticar problemas, para presentar y desarrollar investigaciones educativas, pero con las evaluaciones censales se apunta al individuo y al establecimiento escolar.

También habría este tipo de evaluaciones para cada uno de los alumnos con la opción de que pudieran ser leídas y los contenidos llegaran a las familias e instituciones escolares.

Sabemos que por la ley actual está prohibida la publicación de los resultados de las evaluaciones y la ley se expresa que esto es para evitar la estigmatización del individuo o de las instituciones escolares. Sin embargo, vuelvo a repetir, cuando lo establezco con carácter censal estoy avanzando en esa perspectiva, por ejemplo, en Estados Unidos lleva a la existencia de una lista de difusión masiva, donde están establecidos rankings de escuelas que provocan, que aceleran la instalación de un mercado educativo, donde yo elijo la escuela de mayor ranking y eso provoca corrimiento de matrícula y agudiza los problemas de aquellas escuelas que han tenido menor puntaje, cuando está dicho y sabido en una investigación muy seria al respecto, que la diversidad de resultado educativo, no está centralmente en el hecho pedagógico, sino en la complejidad de factores que incluyen la conformación de un colectivo estudiantil, social, económico, etc. Ese es uno de los aspectos de la reforma que está planteada.

MH: ¿El secretario de Educación se refirió a la propuesta que el educando pueda hacerlo en su casa a partir de cuarto grado?

LM: Sí y terminó respondiendo a las críticas que venimos haciendo por las redes y dijo que «yo no estoy proponiendo que los chicos no vayan a la escuela, estoy proponiendo legitimar algo que existe, que es el fortalecimiento de la relación pedagógica también con el uso de la virtualidad», lo cual es muy peligroso, porque el artículo más allá de las palabras del secretario, que ha suavizado lo que nosotros diferimos de la propuesta, es explícito.

Además, abre el juego para que la educación a partir de los 9 años tenga virtualidad total, incluso en una proporción dejan prácticamente en un plano secundario la presencialidad, nosotros ya lo vimos esto en el primer proyecto que presentó la ministra de Educación, Soledad Acuña, en la Ciudad de Buenos Aires, con la reforma de la Secundaria del Futuro, donde en forma explícita el 70% de la jornada educativa era en forma virtual, monitoreada desde la escuela con un facilitador respondiendo preguntas por internet y el 30% a cargo del docente.

Esa propuesta en su momento fue un fracaso porque la resistencia estudiantil que fue enorme, te acordarás que lo conversamos muchas veces en tu programa, dio lugar a una muy fuerte resistencia y una victoria de los pibes de los secundarios y cayó esa reforma en esos términos y ahora renace en una forma que abre la puerta para que impongan una reglamentación que la considere con una proporción que desvirtúa el sentido mismo de la educación en los años en que los niños y adolescentes se están conformando como sujetos.

Nosotros hemos comprobado en la pandemia, cuando la virtualidad pasó a ser la herramienta, el dispositivo central para la relación pedagógica. Eso estuvo bien porque durante la pandemia fue una forma de salvar en algo el proceso educativo y yo lo suscribí, aunque no teníamos buenos recursos, pero ese es otro aspecto, vimos la importancia de la presencialidad para el hecho educativo, porque ya lo hemos dicho varias veces que la educación no es solo información, no es solo el aspecto cognitivo porque este requiere de elementos fundamentales como el emocional que está muy vinculado a la interacción con el docente en la presencialidad.

Entonces, el sistema educativo debe tener como base central y casi diría hegemónica, la presencialidad en un establecimiento escolar. El artículo de la Ley Omnibus, señala que la educación puede ser híbrida. Antes la hibridez, o mejor dicho educación a distancia, estaba planteada a partir de los 18 años y eso era así y estaba bien porque en zonas rurales muchas veces la dificultad para llegar a un centro educativo hace que los adolescentes, incluso de nivel medio, tienen dificultad para el traslado, porque desgraciadamente el sistema educativo está muy centrado en las ciudades y es muy descuidada la instalación de todos los niveles, más ampliamente, en todo el territorio, entonces, ese artículo como tal, legitimaba la educación a distancia que podía no ser solamente a través de la vía virtual, también existían otras formas de educación a distancia, si querés a través de los programas de televisión o radio, ahora hay un recurso más poderoso que es internet, pero eso llevado al sistema educativo desde los 9 años es nada más que el propósito de ir liberando al Estado del compromiso del mantenimiento de los edificios escolares, de docentes, de recursos, de tener un desarrollo real en los establecimientos escolares y que caiga más el peso en las familias a través de lo que es la conectividad, dispositivos, etc.

Creo que esto ameritará mucha discusión y allí vamos a estar los sindicatos, los docentes, las familias, los estudiantes en la defensa de lo que es el tronco central del dispositivo que es la escuela.

MH: ¿Se presentó algún amparo respecto de estos temas?

LM: Hay amparos sobre aspectos puntuales con respecto los derechos laborales presentados por la CGT y la CTA, hay amparos que se han presentado sobre el DNU, que en relación a educación afecta centralmente los derechos laborales, por el derecho de huelga, pero respecto a la Ley Omnibus no se pueden presentar amparos porque es una ley en discusión, no existe, no tiene vigencia, todavía no tiene entidad una presentación judicial, el debate se está desarrollando en el Congreso.

MH: Mencionabas el tema laboral y catalogaron la educación como actividad esencial.

LM: Eso está planteando el DNU y eso sí está cuestionado por los amparos, está dentro de los amparos que han presentado distintas entidades sindicales.

MH: Digamos que han eliminado por ahora esa situación, ¿querías agregar algo más Laura?

LM: Quería agregar un punto más que tiene el Proyecto de ley, que modifica la ley 26759 de las cooperadoras escolares, donde habilita a que las empresas que hacen donaciones a las escuelas tengan el derecho a una contraprestación con propagandas, con publicidad dirigida a los estudiantes dentro de los establecimientos escolares. Nosotros lo hemos condenado en oportunidades anteriores cuando tuvieron esa intencionalidad en el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, que en algunas cosas es vanguardia en este tipo de propuestas, que es la contaminación al proceso educativo, usar al espacio educativo como un espacio de lo que se llama audiencia cautiva y esto es porque los niños van al salón escolar, van al patio o a cualquier parte de la escuela y tienen propaganda de las empresas con productos que muchas veces en las mismas escuelas estamos combatiendo, por ejemplo, por alentar el consumismo, por alentar una alimentación equivocada, etc.

Justamente la filosofía de Milei y sus equipos de La Libertad Avanza, es la libertad que no respeta el derecho de los niños a un espacio no contaminado con publicidad y la mercantilización de la educación.

Además, quiero agregar que se produjo esta semana una declaración muy importante de todas las entidades sindicales de la oposición, listas sindicales y colectivos de distinto tipo para apoyar la convocatoria al paro de la CGT del 24 de enero, si bien estamos en vacaciones, hay muchos espacios educativos que funcionan, pero lo que se intenta es que sea un acompañamiento a la movilización que se va a realizar el 24 de enero y señalar que si bien Torrendell en sus plataformas, en sus escritos, no propicia los vouchers, como también hemos analizado en el programa, Milei en su paso por Santa Cruz, invitó al gobierno provincial a poner en marcha un sistema de vouchers. Hay que estar alerta porque esta propuesta sigue intacta.

Por admin