El intendente de Tres de Febrero, Diego Valenzuela, estuvo en “Solo una vuelta más”, programa de TN, y se refirió a la actual situación de la pandemia en la provincia de Buenos Aires. Asimismo, contó el trabajo en conjunto que realiza junto a otros intendentes del Oeste y la necesidad de volver paulatinamente a abrir comercios.

Unidos nos fue bien y hay que seguir en esa línea. Un trabajo cooperativo en la diversidad. El primero que nos hizo ver esto fue el presidente Alberto Fernández, en trabajo conjunto con el gobernador de Buenos Aires y el jefe de Gobierno porteño en un área que no tiene fronteras porque el AMBA no tiene divisiones claras.

Hay que seguir por ese camino, más en una etapa de pandemia. Veo con preocupación que empezó de nuevo una tendencia hacia la grieta, una tendencia a plantear Capital versus Buenos Aires o a ver esto desde un costado partidario.

Nosotros creíamos o creemos que antes de hacer nuevos hospitales hay que mejorar los que hay.

Un grupo de intendentes del Oeste emitimos un documento cooperativo, con mucho diálogo, donde le pedimos al gobernador una flexibilización de apertura gradual, ordenada, responsable, coherente con el objetivo de cuidar la salud.

Buscamos la coordinación y acá no nos detiene la cuestión partidaria. He hablado con muchos intendentes y sacamos ese documento que apunta a reservar, como objetivo central, cuidar la salud, pero a su vez representar esa necesidad de equilibrio con el trabajo. Van casi dos meses y la cuarentena se sufre en posibles quiebres de empresa o desempleo.

Nosotros estamos permanentemente en alerta. Lo que decimos es priorizar la salud y de a poco, gradualmente, equilibrio con el trabajo si logramos dominar los contagios. No estamos hablando de abrir todo a lo loco. Todo es con protocolo y con controles estrictos, en la nueva normalidad y siendo muy responsables.

Sin duda hay incertidumbre de comerciantes de otros rubros que no estarían habilitados como indumentaria.

Hacemos planteos responsables. Si algo me diferencia de los que piden cerrar los accesos a CABA es justamente ese planteo político partidario. Una de las cosas que quiero transmitir es la necesidad de testear más. Necesitamos más testeos en la provincia de Buenos Aires, especialmente en los barrios populares.

Tenemos una docena de barrios carenciados, algunos de pequeña magnitud. Pero por ejemplo, tenemos un barrio, el Ejército de los Andes o Fuerte Apache, que es un barrio de alta densidad poblacional y que tiene muchas necesidades, por lo que ahí estamos poniendo el ojo. Yo empecé con una unidad de testeo móvil en ese barrio y hubo una muy buena convocatoria.

Veo intencionalidad política en algunos sectores pero no, en el presidente y eso es lo que me deja tranquilo. Entonces hacemos planteos responsables, con prioridad en la salud pero en equilibrio con el trabajo.

Tenemos que trabajar viendo el número de contagios y con mucha responsabilidad. Lo que se va viendo es cuál es la tasa de duplicación de contagios en cada distrito. Hoy, Tres de Febrero la tiene en 24 días. Obviamente el AMBA tiene mucha más circulación y densidad poblacional. Tenemos que insistir en no salidas recreativas por ahora y no en transporte público. Lo que se haga en comercio tiene que ser con mucha responsabilidad, controles y protocolos.

Algo que logró la cuarentena en este tiempo es darnos la oportunidad de mejorar el sistema sanitario. Tenemos dos hospitales provinciales, el Bocalandro y el Carrillo. Terminamos un hospital modular con el Ministerio de Obras Públicas de la Nación y tenemos un hospital de campaña sin ningún paciente en un polideportivo municipal con 200 camas.

Lo importante es el Estado presente, anticipándose a la detección. Porque si nos sentamos a esperar a que venga el contagiado, sigue contagiando a otros, por eso tan importante el testeo.

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat