El cierre de la Clínica San Andrés de Caseros en plena pandemia es un crimen social. La clínica atendía a 18.000 afiliados del PAMI, que ahora deambulan por lugares distantes de otros distritos buscando que los atiendan. Adicionalmente han dejado a todos los trabajadores en la calle. Para nosotros, que somos 144 trabajadores en relación de dependencia, más los médicos y tercerizados, es una situación intolerable que sin embargo no ha producido la intervención del gobierno en ningún nivel. Estamos reclamando soluciones al municipio, provincia y nación. No tenemos respuestas y nos movilizamos reclamando por ellas.

La gravedad del cierre de una clínica de por sí preocupante en cualquier circunstancia, se agrava viendo que el proceso vacunatorio es lentísimo, la falta de vacunas, y cuando todos los especialistas preanuncian una segunda ola de Covid para abril o mayo. Nuestra clínica tiene 12 respiradores, 90 camas, tomógrafo, y aparatología de última generación. Pero para el Intendente de Tres de Febrero, Diego Valenzuela esta capacidad de atención a la salud de la población parece no importarle, como tampoco al gobernador Axel Kicillof.

Invitamos a todas las organizaciones solidarias a acompañarnos en defensa de la salud y los puestos de trabajo. Cita en la Av. Gral. Paz y Av. San Martín desde las 08 hs este martes 30 de marzo.

QUEREMOS LA ESTATIZACIÓN Y PUESTA EN MARCHA INMEDIATA DE LA CLÍNICA SAN ANDRÉS

Por

Abrir chat