Los dirigidos por Juan Antonio Pizzi igualaron sin goles ante los paulistas, dirigido por Hernán Crespo, en uno de los duelos por el torneo continental.

Racing Club empató sin goles ante San Pablo, en el Cilindro de Avellaneda, por la tercera fecha del Grupo E de la Copa Libertadores que encabezan los brasileños con 7 unidades, seguidos justamente de la “Academia” con 5.

Arrancó mejor el equipo brasileño, dirigido por el técnico argentino Hernán Crespo, parado en el campo de Racing y con el objetivo de quedarse con tres puntos vitales para afianzarse aún mas en la cima de su grupo.

Las subidas de Reinaldo sobre la banda izquierda le permitieron al conjunto paulista quebrar la resistencia defensiva de Racing y así logró dos chances claras, una a través de un remate en el área de Luciano que hizo destacar al arquero Gabriel Arias con una volada espectacular en el palo inferior derecho.

De a poco creció Racing con Maximiliano Lovera como generador de juego en ofensiva y emparejó el desarrollo del partido, con mayor firmeza en el medio, recuperación del balón en los rebotes y con el aprovechamiento del juego aéreo cada vez que tuvo una posibilidad de pelota parada.

La insistencia “académica” le permitió llegar dos veces con peligro al arco cubierto por Tiago Volpi, aunque no pudo ser efectivo, siendo la más clara una doble chance con un cabezazo de Joaquín Novillo y un remate del defensor Leonardo SIgali, ambos con impactos en el travesaño.

Los últimos minutos de la primera etapa continuaron con una paridad en el desempeño de ambos equipos, aunque San Pablo volvió a crear peligro tras un remate de tiro libre del multicampeón Dani Alves (después salió lesionado) que dio en el travesaño.

El segundo tiempo fue impreciso, con dos equipos que apelaron más a las ganas que a intentar lastimar mediante la elaboración de jugadas colectivas, aunque en el medio del desorden, el equipo del cuestionado Juan Antonio Pizzi (se habla de una eventual salida y hasta de que su reemplazante podría ser Antonio Mohamed) fue el que trató de jugar con mayor claridad.

El ingreso de Darío Cvitanich le dio al conjunto local mayor presencia en ofensiva e hizo crecer al equipo nuevamente con Lovera como generador de juego y con las subidas de Juan Cáceres por la banda derecha y con Leonel Miranda un poco más adelantado.

Los últimos 15 minutos fueron todos del local, que tuvo el dominio total de la pelota, metió a San Pablo en su propio campo -mucho más después de la expulsión de William Da Silva a los 34 minutos- y fue el único que intentó abrir el marcador, aunque no lo logró.

Hasta el último minuto del partido el conjunto de Avellaneda siguió con las chances a su favor y tuvo la más clara de la segunda etapa en los pies del ingresado Santiago Godoy, que no pudo anotar tras una notable salida y tapada del arquero Volpi.

En la próxima fecha (cuarta) Racing visitará a Sporting Crislal, en Perú, mientras que San Pablo viajará a Uruguay para medirse ante Rentistas. Y el fin de semana próximo Pizzi estará resolviendo también parte de su futuro cuando el conjunto albiceleste enfrente a un exequipo al que supo dirigir como San Lorenzo, en busca ambos de un lugar en los cuartos de final de la Copa de la Liga Profesional.


Por

Abrir chat