La inflación del 12,7 por ciento en septiembre, más la fuerte suba del dólar -con el traslado a precios- y el consecuente aumento de precios (sobre todo de alimentos) se convirtieron en un tsunami que arrasa con las medidas implementadas por el ministro de Economía, Sergio Massa, en beneficio de los trabajadores.

Los gremios nucleados en las distintas centrales obreras destacan las paritarias abiertas que nunca le ganan a la inflación, porque los porcentajes se cobran en cuotas y atrasados. Sin embargo, este no es el mayor problema del mercado laboral, sino el 40 por ciento (algunos estiman que más) de los trabajadores y trabajadoras que no están registrados y que perciben ingresos por debajo de la línea de la pobreza.

En iProfesional habíamos anticipado que se venía un último trimestre del año complejo en negociaciones salariales. Y estos números podrían alentar la conflictividad en tanto y en cuanto los empresarios no acepten discutir las paritarias mensualmente, como viene ocurriendo en sectores como por ejemplo el bancario.

Sindicatos bonaerenses reclaman reapertura de paritarias a Kicillof

Quienes ya exigieron una reapertura de la discusión salarial fueron los estatales bonaerenses. El plena campaña por la reelección, el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, se mantiene alerta en que no se le disparen medidas de fuerza, sobre todo en sectores como el judicial o los profesionales de la salud, que no están del todo alineados con la administración oficial.

En el último acuerdo, se pactó adicionar un 10 por ciento de suba salarial en septiembre, completando un 25 por ciento en promedio para toda la administración pública, con un acumulado anual del 95 por ciento.

Con el 12,7 por ciento de septiembre, la inflación de este año fue del 92,6 por ciento. De esta forma, los salarios le estarían ganando al costo de vida; sin embargo, desde las organizaciones gremiales sostienen que la suba de precios generalizada impulsada además por el aumento del dólar blue, deteriora día a día el poder de compra de los asalariados. En estas negociaciones será fundamental el rol del ministro de Trabajo bonaerense, Walter Correa, de muy buena relación con la dirigencia gremial debido a su rol como secretario General del sindicato de los Curtidores.

El plena campaña por la reelección, Axel Kicillof se mantiene alerta en que no se le disparen medidas de fuerza

Además, cumpliendo con los lineamientos establecidos por el Gobierno Nacional, la administración provincia otorgó por única vez una suma fija no remunerativa en septiembre a quienes hayan percibido haberes en agosto por menos de 400.000 pesos. De 30.000 pesos para las y los trabajadores que perciben salarios netos (a agosto) menores o iguales a 370.000 pesos; y de la diferencia entre 370.000 y 400.000 en los casos en los que los haberes netos sean de más de 370.000 pesos.

Empleados de Comercio discuten aumento para el último trimestre del año

Conocido el último índice inflacionario, el sindicato de Empleados de Comercio que lidera Armando Cavalieri comenzará las negociaciones formales con los representantes de la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC) como la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) para acordar un aumento para los meses de octubre, noviembre y diciembre.

El bono de 60.000 pesos otorgado por el Gobierno y otras medidas permitieron atemperar la demanda de los mercantiles, pero ahora se aceleraron los tiempos. La paritaria de la actividad va de abril de este año a marzo del 2024. Hasta el momento, los aumentos fueron del 19,5 por ciento (abril-mayo-junio) y del 27 por ciento (julio-agosto-septiembre). Es decir que en seis meses consiguieron un incremento de los ingresos del 46,5 por ciento con salarios que rondan los 280.000 pesos.

Según fuentes gremiales, después del feriado largo el gremio y las cámaras se reunirán y no se descarta que allí se cierre una mejora. Lo que está en dudas son los términos de la negociación, ya que el menú podría variar entre un aumento mensual o porcentajes trimestrales con revisión en diciembre. Lo concreto es que habrá que esperar, mientras los voceros descartaron que se desate un conflicto en el sector, teniendo en cuenta el buen diálogo entre las partes.

A pesar de la crisis económica, las centrales obrera apoyan a Massa

En las últimas semanas se cerraron varias paritarias, a pesar de la crisis económica alentada por un proceso electoral que en lugar de calmar los ánimos, le tira más nafta al fuego. Desde las centrales obreras (la Confederación General del Trabajo y las dos CTA) ven con preocupación la situación, acompañando a cada uno de los gremios que la integran.

La cercanía de los comicios pone en una situación incómoda a los máximos referentes gremiales, que se encuentran en un escenario fangoso. Por un lado saben que la mayoría de los asalariados pierde frente a la inflación; pero al mismo tiempo están convencidos de militar por la candidatura presidencial de Sergio Massa, a quien le destacan medidas como la devolución del IVA y la eliminación del impuesto a las Ganancias para la cuarta categoría.

Los máximos referentes gremiales están convencidos de militar por la candidatura presidencial de Sergio Massa

El justificativo de la gran mayoría para militar por el ministro se da en la oposición. Hace un par de días la conducción de la CGT cargó duro contra el candidato presidencial de La Libertad Avanza (LLA), Javier Milei, por aconsejar que los ahorristas saquen la plata de los plazos fijos y lo acusaron de “terrorista económico”.

Como también explicamos en iProfesional, muchos de los sindicalistas ven en la candidata de Juntos por el Cambio, Patricia Bullrich, a una “enemiga” más que una adversaria. “Su plan es terminar con el movimiento obrero, porque nos opusimos cuando fue ministra de Trabajo de Fernando De la Rúa y cuando fue funcionaria de Mauricio Macri”, explicó un encumbrado dirigente cegetistas.

Dólar e inflación post electoral: el fuerte salto que ya anticipan 40 consultoras y bancos

Asimismo señaló que “no solo viene con una reforma laboral sino que el proyecto de Bullrich es meter preso a los dirigentes que la enfrenten” y agregó que “anticipó con quitarle la personería a los gremios que recurran a medidas de fuerza, desconociendo el derecho a huelga”.

Por admin