Cierre de la fábrica de motos MAR Maquinarias (Hyundai y Suzuki), GM paraliza su producción, Renault recorta el plantel de operarios y Toyota abre plan de “retiros voluntarios”. Por Mario Hernández

Fábrica de motos ligada a Suzuki anuncia su cierre

Se trata de MAR Maquinarias, ensambladora que representa en argentina a Hyundai y Suzuki. denuncian que anunció a sus trabajadores, mayoría afiliados al SMATA, que ese era el último día de trabajo y que les irían llegando los telegramas de despido, serian cerca de 400 familias. actualmente estáa asociada a Haojue compañía China que fabrica en ese país las motos para Suzuki.

MAR Maquinarias es una empresa que se dedica al ensamble de motocicletas. Constituida en el año 1991 en la localidad de Boulogne, Partido de San Isidro, vinculada al sector automotriz fue representante de la coreana Hyundai Precision & Co. hasta el año 2002, a partir del año 2006 representa a la Japonesa Suzuki hasta el 2020, actualmente es representante de la compañía de origen chino Haojue quien tiene grandes vínculos con Suzuki. Fue beneficiaria del programa “precios justos” durante el gobierno de Alberto Fernández.

Trabajadores denunciaron que les comunicaron, con una nota impresa, que la compañía cerrará definitivamente, que algunos trabajadores continuarán hasta terminar de realizar liquidaciones y enviar telegramas de despidos para “hacer todo legalmente”.

El grueso de los trabajadores se encuentra encuadrado en el gremio de mecánicos (SMATA) conducido por Ricardo Pignanelli, estos se suman al anuncio de Toyota de desvincular a 400 trabajadores y las suspensiones en distintas terminales.

General Motors paraliza su producción

La automotriz General Motors anunció que parará su producción por dos semanas por inconvenientes con el suministro de piezas de proveedores afectados con los pagos al exterior.

La decisión de la empresa se extenderá hasta el 14 de abril en su planta de Alvear, en la provincia de Santa Fe.

La compañía ya había suspendido la producción desde fin de diciembre último hasta comienzos de abril por el mismo motivo.

El sector automotriz es uno de los más afectados por la escasez de dólares para pagar importaciones, a pesar de que el Gobierno comenzó a liberar divisas para abonar a proveedores del exterior.

Las restricciones para el acceso a dólares provocaron que, durante el año pasado, esta industria sufriera numerosas interrupciones en su producción, por el incumplimiento de pagos al exterior.

General Motors había dispuesto vacaciones a fines de diciembre y tenía previsto retomar la actividad a partir del lunes 29 de enero, pero esa intención se retrasó por la imposibilidad de abonar importaciones de piezas.

Recién a principios de marzo volvió a producir, pero pocos días después decidió suspender nuevamente la fabricación del SUV Tracker, que es el único modelo que se produce en la planta santafecina.

También hay otras empresas del sector, como Renault y Volkswagen, con problemas similares.

Renault recorta el plantel de operarios

Renault se convirtió hoy en la tercera automotriz en la Argentina en anunciar recortes en su producción. Sin embargo, a diferencia de Toyota y General Motors, culpó por la medida a la caída de las ventas en el «mercado interno».

Fuentes allegadas a Renault Argentina informaron a Motor1«Desde finales del año pasado, el mercado argentino ha experimentado una caída significativa en los niveles de patentamientos, con una reducción acumulada cercana al 30% hasta el momento.

Este declive ha tenido un impacto directo en el plan de producción de nuestra Fábrica Santa Isabel, cuyo volumen depende estrictamente de la demanda y cuya producción está mayormente destinada al mercado interno. Por ese motivo, nos vemos obligados a reorganizar la estructura de nuestra actividad industrial».

Según pudo saberse suspenderá la renovación 270 operarios contratados y también se abrió un plan de «retiro voluntario» y «jubilaciones anticipadas», por un número de puestos de trabajo que no fue especificado.

La Fábrica Santa Isabel produce los modelos Renault KangooSanderoStepwayLoganAlaskan y Nissan Frontier. La gran mayoría de su producción, sobre todo la correspondiente a la marca del Rombo, se venden en el mercado interno. En lo que va del año, los patentamientos de autos en la Argentina cayeron un promedio de 27%.

 Toyota abrirá un plan de «retiro voluntario»

Toyota Argentina abrirá una propuesta de «retiro voluntario» para reducir 400 puestos de trabajo en su planta de Zárate. La medida trascendió por medios sindicales y fue confirmada por fuentes oficiales de la automotriz japonesa.

La decisión se tomó a raíz del recorte en los planes de producción para el 2024, anticipados en enero pasado, debido a la caída de las ventas en los mercados de exportación. Chile, Perú y Colombia comprarán menos vehículos que el año pasado, debido a la recesión que atraviesan las economías de esos tres países (ver nota). Brasil, el principal destino de exportación de Toyota, se mantiene con una «demanda estable», informó la empresa.

La noticia del plan de retiro voluntarios fue publicada citando fuentes de la Comisión Interna que el sindicato Smata tiene en Toyota Argentina: «Con los retiros, Toyota encontraría una manera de prescindir de mano de obra en un contexto en el que creen que se deberán producir unas 25.000 unidades menos que en 2023. Se pasará de unas 186.000 a unas 160.000, según las estimaciones empresariales».

Sin embargo, el sitio InfoGremiales atribuyó la decisión a la caída del mercado interno de la Argentina y culpó por la situación al nuevo gobierno del presidente Javier Milei. Fuentes de Toyota Argentina negaron esta situación: «Para el mercado interno estamos previendo una demanda muy similar a la del año pasado. El recorte de producción corresponde sólo para las unidades destinadas a los mercados de exportación».

Las mismas fuentes informaron: «Este retiro voluntario lo vemos como una oportunidad para operarios que estaban analizando la posibilidad de salir de la empresa. De todos modos, en cuanto se recupere la situación en los mercados de exportación la idea de Toyota es volver a ocupar esos puestos de trabajo, seguramente con nuevos operarios».

Toyota acaba de inaugurar el ensamblado en Zárate del utilitario Hiace, que se monta bajo el Régimen IKD (ver nota), en un sector separado de la línea de producción de las Hilux y SW4. El presidente de Toyota Argentina, Gustavo Salinas, reconoció las dificultades económicas que enfrenta la empresa y todo el sector automotor, aunque apuesta a una pronta recuperación en los próximos meses: «Soy optimista» (leer entrevista).

 El derrumbe automotriz 

La actividad industrial se desplomó en febrero 7,1%, en comparación con el mismo mes del año pasado, en donde la producción de minerales no metálicos mostró el mayor retroceso entre los sectores de actividad, según el informe de la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (FIEL). “Con caídas de la producción más pronunciadas que el promedio se ubica la rama metalmecánica (‐16.6%), la industria automotriz (‐18%) y la producción de minerales no metálicos (‐22.9%). Por su importancia, la caída de estas tres ramas explica más del 75% de la contracción de la industria en el acumulado de los dos primeros meses del año”, destacó.

Hay un dato que preocupa a la cadena de valor industrial. Al descenso de los patentamientos de autos durante febrero (17,9%), se sumó una caída fuerte en las compras de nuevos y usados a través del financiamiento, un modelo de ventas que sostiene casi la mitad de la actividad comercial del rubro. “En conjunto, el mes pasado se registraron 14,8% menos operaciones que en enero, pero también 20,4% menos operaciones que en febrero 2023”, señaló el Informe sobre la financiación en Argentina, que publicó la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (ACARA).

Fuentes: Agencia FARCO, Perfil, La Izquierda Diario, agencia.farco.org.ar, APU, Infogremiales

Por admin