El promedio salarial cayó estrepitosamente. En el último año, el empleo se vio impulsado por el trabajo independiente monotributista y el sector público

Los salarios del trabajo registrado tuvieron en diciembre la mayor caída intermensual en lo que dura la serie oficial, 29 años. Asimismo, el empleo “en blanco” profundizó su contracción. Solo el empleo independiente y el del sector público impulsaron las contrataciones. 

Son las conclusiones de los informes dados a conocer por la Secretaría de Trabajo, Empleo y Seguridad Social que depende del Ministerio de Capital Humano. Dan cuenta de la situación ocurrida tras la asunción del gobierno de la Libertad Avanza, con las medidas económicas anunciadas por el ministro de Economía, Luis Caputo, siempre en base a los datos del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA) que mide qué ocurre con los trabajadores a los que se les realizan los correspondientes descuentos en sus ingresos registrados. 

Salarios a pérdida

De acuerdo al reporte “Situación y evolución del trabajo registrado (SIPA)” de marzo de 2024, la remuneración nominal bruta promedio de diciembre 2023 fue de 842.393 pesos mensuales para el trabajador registrado, y creció un 165% con relación al mismo mes del año anterior.

Por su parte, la mediana de la remuneración bruta fue 651.242 pesos por mes en diciembre, y aumentó un 164,9% en la comparación interanual. 

Vale la pena recordar que la inflación interanual en diciembre de 2023 fue de 211,4% según el Instituto Nacional de Estadística y Censos. De acuerdo a los datos oficiales, esto implicó que la media y la mediana de los salarios (brutos) de los puestos de trabajo formales privados se redujera en la comparación mensual alrededor de un 11% en términos reales.

“Esta caída porcentual intermensual es la mayor en los 29 años en que se extiende la serie estadística salarial elaborada a partir de los registros administrativos del SIPA. Para identificar la segunda contracción más relevante es necesario retrotraerse hasta abril de 2002 cuando se verificó una reducción del 8,3% (considerando la media salarial)”, aseguraron.

Los sueldos del trabajo registrado cayeron 11% en diciembre, la mayor baja en 29 años

“En diciembre de 2023 se produce una caída significativa del poder adquisitivo del salario promedio de los trabajadores en relación de dependencia del sector privado, aunque en enero de 2024, los salarios negociados en los Convenios Colectivos de Trabajo plantean una recuperación parcial de la capacidad de compra de las remuneraciones”, menciona el reporte oficial.

Vale la pena recordar que son varios los gremios que se encuentran bajo esquemas de negociación mensual o bimestral de los salarios, pero que también varios reclamaron por los retrasos de la homologación de los acuerdos negociados por parte del gobierno nacional, anclando así los sueldos en cifras anteriores. 

Así y todo, tomando la variación intermensual de los salarios y adicionales de los 27 principales Convenios Colectivos de Trabajo, el Gobierno calcula que los ingresos de los trabajadores del sector privado se habrían recompuesto en 24,3% en enero: “Esta tasa de crecimiento nominal de los salarios se mantuvo levemente por debajo de la inflación mensual registrada en diciembre de 2023 (25,5%) pero permitió que la variación mensual del salario de convenio pase de 11% en diciembre de 2023 a 24,4% en enero de 2024 (13,4 puntos adicionales en un mes)”. 

Empleo registrado

En diciembre de 2023 se contabilizaron 13,356 millones de personas con empleo “en blanco” en la Argentina, un avance nulo desde noviembre, cuando la serie había revertido su tendencia positiva y mostrado una baja de 0,6% intermensual. Vale la pena recordar que fue el mes del balotaje presidencial, y la incertidumbre sobre el futuro del país y la economía comenzaban a mostrar su impacto en el empleo.

El empleo registrado revirtió la tendencia positiva que mantenía desde 2020

El empleo registrado revirtió la tendencia positiva que mantenía desde 2020

“No obstante, los datos relevados por la Encuesta de Indicadores Laborales (EIL) correspondientes a enero de 2024 reflejan cierta profundización de la contracción del nivel de empleo registrado privado en el total de los centros urbanos relevados”, agrega el Panorama presentado por el Gobierno. Esa baja intermensual sería del 0,1% en enero.

Respecto de la situación de diciembre, 10,365 millones de personas tenían empleo registrado asalariado. De ellas, 6,375 millones se desempeñaban en el sector privado. “El conjunto de personas con empleo asalariado registrado se mantuvo sin variación en el último mes. Se observaron caídas de empleo en el trabajo en casas particulares (-0,3%) y en el empleo privado (-0,1%), compensadas con el crecimiento del empleo del sector público de 0,2%”, puntualizó el reporte oficial.

Asimismo, reconoce que en el sector privado, la contracción del empleo registrado comenzó antes de noviembre: “Luego de que se observaran tasas de variación mensual positivas en el empleo registrado privado de forma ininterrumpida entre agosto 2020 y agosto 2023, se verifican caídas del empleo en septiembre, octubre, noviembre y diciembre 2023.”

Más aún, profundiza en que el cambio de tendencia se dio primero en algunos de los sectores más dinámicos de la economía, como la Construcción, que “detuvo su crecimiento hace siete meses y aceleró su caída en los últimos cuatro” relevados, y los Hoteles y restaurantes, que tras un pico de empleo registrado en agosto, comenzaron en septiembre a mostrar el ritmo contrario. 

“En general, el empleo en la Construcción presenta una variación mensual positiva en enero que compensa la caída de carácter estacional del mes de diciembre. Sin embargo, en esta ocasión, el empleo en empresas privadas del sector de la construcción se contrajo un 2,2% entre diciembre de 2023 y enero de 2024, repercutiendo negativamente en la variación del nivel de empleo total”, adelanta el reporte sobre lo ocurrido al siguiente mes.

Para los números de enero, se espera como ya dijimos, una mayor contracción que se genera porque si bien las contrataciones aumentaron 1,9% respecto del mes anterior, la tasa de salida fue del 2,1%. “Esta retracción en el nivel de empleo registrado privado se concentra en las empresas pequeñas y medianas, con variaciones de -0,3% y -0,2%, respectivamente. En tanto que, las empresas de mayor tamaño, incrementaron su personal en un 0,1%”, advierten.

La caída del empleo registrado en el sector privado comenzó en septiembre de 2023

La caída del empleo registrado en el sector privado comenzó en septiembre de 2023

Por otra parte, los independientes registrados en diciembre eran 2,992 millones de personas, un 0,2% o 4.800 trabajadores más que el mes anterior. Los inscriptos como monotributistas se habían incrementado un 0,6%, en tanto que los autónomos eran 1,3% menos y los aportantes al monotributo social se redujeron -0,7 por ciento.

No obstante, en la comparación interanual los resultados son bien distintos. Se sumaron 177.900 trabajadores al sector asalariado en su conjunto (+1,7%), sobre todo en el sector público (+3,1%, 105 mil personas) y, en segundo orden, al privado (+1,2%, 78 mil empleos más). El trabajo en casas particulares, por el contrario, presentó una caída del 1,1% durante el último año (5,2 mil personas menos).

Como denotan los datos oficiales, en el último año de gestión del Frente de Todos el empleo estuvo en gran parte motorizado por el sector público, que comenzó a reducir la cantidad de personal contratado en diciembre. Se espera además para estos días una mayor contracción del empleo público

Finalmente, el trabajo independiente en su conjunto se expandió un 3% (+88 mil trabajadores) en 12 meses: el monotributo creció 8,3%, y monotributo social 3,4%). Por su parte, el número de aportantes al régimen de autónomos presentó una caída del 22,6% en el último año.

“En el mes de septiembre de 2023, el Ministerio de Economía a través de la AFIP definió la prórroga para marzo y abril de 2024 de los vencimientos establecidos entre septiembre y diciembre de 2023, de los pagos correspondientes al IVA y al sistema previsional del trabajo autónomo. En función de esta medida, un número significativo de personas registradas en el régimen autónomo no abonaron sus obligaciones previsionales y tributarias a pesar de haber realizado una actividad laboral formal. Evidentemente, esta situación provocó una reducción artificial del número de personas con trabajo registrado autónomo, debido a que un trabajador autónomo es identificado como tal por la metodología”, aclaró el reporte. 

Por admin