Tras la agitada tarde del miércoles, con insultos, banderas y barras que buscaban callar a la gente, en San Lorenzo siguen asomando los problemas. A la ya conocida crisis económica, se le suma un detalle para nada menor: los cheques con los que la dirigencia sanlorencista quiso pagar el pase de Menossi no pueden ser cobrados por Tigre. ¿Qué tiene que ver eso? Néstor Gorosito es uno de los principales candidatos a reemplazar a Juan Antonio Pizzi. Para lograr que llegue al Bajo Flores, Lammens deberá saldar la deuda con los de Victoria.

San Lorenzo vive meses turbulentos. El año político nació torcido para el oficialismo y los movimientos intensos del escenario van en crecimiento. A los problemas económicos se le suman los reveses deportivos, que derivaron en insultos para Matías Lammens, reprobación para Juan Antonio Pizzi y enojo con los jugadores por parte de los hinchas. Así, la renuncia del DT salió por decantación. 

¿Y ahora? Los principales candidatos para la dirigencia encabezada por el ex candidato a Jefe de Gobierno son Diego Dabove y Néstor Gorosito, justo los entrenadores de los equipos de los cuales son hinchas el próximo Presidente de la Nación y el próximo Presidente de la Cámara de Diputados, Alberto Fernández y Sergio Massa

En el caso del DT de Argentinos, la dirigencia de la institución de La Paternal ya afirmó que no se va a ir. El aspecto deportivo resultaría clave: estar peleando el torneo inclinaría la balanza para que Dabove se quede en el Bicho. Y en el caso de Pipo Gorosito, el tema es económico. Según pudo saber Doble Amarilla, hasta este jueves no había habido contacto entre Boedo y el entrenador. Y tampoco hay cláusula de rescisión. El eje pasa por otro lado. 

La dirigencia de Tigre no tiene inconvenientes en sentarse con Gorosito para consensuar una salida, porque entiende que se trataría de un paso adelante en su carrera. Lo que sí generaría enojo en Victoria es que nadie de San Lorenzo se comunique con ellos para ponerlos en conocimiento del interés. Según pudo saber Doble Amarilla, los contactos son fluidos entre ambas cúpulas dirigenciales. ¿El motivo?  Desde San Lorenzo llaman seguido a Tigre para pedir que no depositen los cheques por el pase de Menossi porque “las cuentas no tienen fondos”

Ante este escenario, Matías Lammens tiene un gran dilema: ¿Darse el gusto con un DT de su agrado y que seguramente le genere un impasse en la reprobación de los socios, o achicar una de las importantes deudas que por el momento le fue imposible saldar?

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat