El juego fue suspendido a los 5 minutos del complemento por la agresión al jugador del “Fuenebrero”, luego de que el árbitro Penel expulsara al volante de Tigre, Agustín Cardozo, e instantes después de que el “Matador” se pusiera 1-0 con gol de Brahian Alemán.

Chacarita Juniors pidió este jueves al Tribunal de Disciplina de la AFA que le otorgue la victoria del partido que perdía el miércoles ante Tigre por 1 a 0, en la cancha de Arsenal y por los 32avos de final de la Copa Argentina, y que fue suspendido a los 5 minutos del segundo tiempo por una agresión a su jugador Fernando Brandán.

En una nota enviada al Tribunal, el club de San Martín le pidió que “proceda a aplicar la normativa vigente, el artículo 80 del Reglamento de Transgresiones y Penas de la AFA, y disponga la pérdida del partido al Club Atlético Tigre, sin perjuicio de otras sanciones que considere menester”.

En diálogo con el programa Jogo Bonito, el presidente de “Chaca”, Néstor Di Pierro, apuntó: “Ante un hecho de violencia semejante, pedimos que se le den los puntos al equipo damnificado tal como marca el artículo 80 del reglamento”.

El artículo citado por el club de San Martín establece:

“Multa de 2 a 6 fechas, del valor bruto de la entrada general, según la gravedad del hecho, al club cuyos socios, parcialidad o público partidario ubicado en los sectores asignados a dicha institución, en oportunidad de partidos de división superior en certamen de cualquier categoría, que: (,,,) Arrojen cualquier clase de proyectiles o de otros elementos que se utilicen como tales.

Agredan por cualquier medio al árbitro, asistentes, personal técnico, jugadores o público en general, siempre que el hecho pueda atribuirse a una consecuencia inmediata de la disputa de aquél (se dispute o no el partido) o un partido anterior.

Si como consecuencia de los supuestos indicados se impidiere la iniciación del encuentro o su prosecución, se aplicará al/los club/s responsables una deducción de 9 a 30 puntos acreditadas que sean las responsabilidades pertinentes, pudiendo decidirse la pérdida de la categoría o, incluso, la desafiliación.

(…) El Tribunal de Disciplina podrá declarar perdido el partido al equipo del club responsable cualquiera sea el tiempo jugado y la cantidad de goles señalados. Las sanciones previstas en este artículo, se aplicarán a cualquier hecho producido antes, durante o después del partido, dentro o fuera del estadio”.

El partido entre Tigre y Chacarita, por los 32avos de final de la Copa Argentina, fue suspendido por el árbitro Ariel Penel luego de que el jugador “funebrero” Fernando Brandán recibiera un botellazo en la cara arrojado desde una tribuna.

La agresión ocurrió luego de que Penel expulsara al volante de Tigre Agustín Cardozo, y apenas instantes después de que el “Matador” se pusiera en ventaja con un gol de Brahian Alemán.

Poco después de la suspensión, la Aprevide informó que fue detenido el hincha de Tigre que arrojó la botella y lo identificó como Axel Iván Genes, socio número 58.361 de la institución.

El partido se jugó sin la presencia de simpatizantes de Chacarita, con el acceso prohibido por una sanción de los organismos de seguridad luego de los episodios de violencia en los que murió un hincha el pasado 3 de febrero, en su estadio de San Martín, en el encuentro ante Deportivo Maipú por la Primera Nacional.

El ganador de esta llave jugará en 16avos de final con el vencedor del partido entre San Lorenzo e Independiente de Chivilcoy.

“ME DOLIÓ QUE GOROSITO DUDE DE MÍ”, LAMENTÓ BRANDÁN

El mediocampista de Chacarita Fernando Brandán, agredido en el partido suspendido ayer contra Tigre por la Copa Argentina, lamentó las palabras del DT rival, Néstor Gorosito, que pusieron en duda su lesión tras el botellazo recibido por parte de los hinchas rivales.

“Me dolió lo que dijo, me dolió que Gorosito dude de mí”, confesó Brandán en Directv Sports radio.

Gorosito lo acusó a Brandán de “ir a cabecear” la botella que arrojaron los hinchas de Tigre cuando iban 7 minutos del segundo tiempo y lo golpeó en la parte superior derecha de la cabeza, lo que lo obligó a hacerse diferentes estudios médicos. El partido se suspendió de inmediato.

“Me sorprende que ni siquiera se preocupen por la integridad de un futbolista, nadie de Tigre me preguntó cómo estaba”, se quejó Brandán.

“La manera de la que se manejó Gorosito, deja muy claro todo”, continuó.

Sin embargo, Brandán insistió que el partido se debe “terminar en la cancha”, aunque el club ya pidió que se lo den por ganado.

Hasta el momento no hubo determinación oficial por parte de la AFA, restarán 38 minutos del encuentro en el que Tigre está 1-0 arriba con gol del uruguayo Brahian Alemán.

Por admin