Surfside, la zona en donde ocurrió el derrumbe, es un pequeño barrio residencial, cercano a la zona denominada la “pequeña Buenos Aires”

El rabino argentino Mario Rojzman, quien oficia en un templo a 30 cuadras del edificio derrumbado en Miami, destacó que se tomará dimensión de la tragedia “cuando se sepan las edades de muchas de las 159 personas que están desaparecidas”, al aludir a la juventud de sus moradores.

Desde que se conoció el derrumbe, Rojzman acompaña a los concurrentes a su sinagoga Beth Torah a la espera de novedades de sus familiares, incluidos algunos de los argentinos desaparecidos.

El rabino dijo que en esos días “fue el funeral de un chico muy joven de la comunidad”, por lo que “muchos jóvenes se aglutinaron en ese edificio y justo pasó esta tragedia”.

El complejo Champlain Towers, localizado en Surfside, es “un edificio muy juvenil“, donde algunas familias judías argentinas “tenían departamentos y los chicos los usaban para el fin de semana”, describió.

Por eso agregó que si bien “siempre es dramático”, se tomará real dimensión de la tragedia “cuando se sepan las edades de muchas de estas 159 personas que permanecen en estatus de desaparecidos”.

Rojzman, que vive en Florida desde 2003, aseguró a Télam,que Surfside, el barrio donde ocurrió el derrumbe, es “muy populoso y con una vida judía muy intensa”, asimilable a los barrios porteños Villa Crespo y Once.

Se trata de un pequeño barrio residencial, habitado por unas 6.000 personas, cercano a la zona denominada la “pequeña Buenos Aires” o “pequeña Argentina”, donde reside una gran cantidad de argentinos que emigraron durante la crisis de 2001.El complejo Champlain Towers, localizado en Surfside, es “un edificio muy juvenil”, dijo Rojzman

El edificio Champlain Towers es “una construcción muy clásica, muy antigua”, de 1981 y que “estaba atravesando el control de los 40 años, cuando pasó esto”, dijo el rabino Rojzman, quien reflexionó que esta circunstancia “solo agrega dolor a los familiares”.

“Los argentinos sabemos lo que es buscar entre los escombros, y lo importante que son las primeras horas”, aseguró y concluyó que es un momento “de mucho dolor” que “ya lo vivimos y nos dejó traumatizados de por vida”.

Impactante testimonio de familia que escapó del derrumbe

Al día siguiente de la tragedia ocurrida con el derrumbe del edificio en Miami, Janet Agüero contó su odisea de cómo pudo escapar desde el piso 11 del Champlain Tower South junto a su familia en el momento en que todo estaba ocurriendo.

La mujer dormía con su esposo en una de las habitaciones del departamento de sus suegros, en el piso 11, mientras que en el living estaban sus hijos viendo televisión cuando “el ruido como de un terremoto” los hizo saltar de la cama.

“El movimiento fue lo que nos despertó, y al salir nuestro hijo nos dijo que algo no estaba bien. Se empezó a oír la gente de los balcones y un bombero nos dijo que saliéramos si podíamos”, fueron los inicios del relato.

“Al salir al pasillo vimos que a la izquierda había desaparecido todo el apartamento B de la línea 4”, contó la mujer que vive en Nueva Jersey y estaba en la Florida de vacaciones.

Inmediatamente bajaron por las escaleras porque no había luz: “Las escaleras se habían derrumbado un poco, tuvimos que correr, salir por el garage y allí nos encontramos con una señora de 88 años. Nos dijo que no iba a vivir hasta los 89 y mi esposo le dijo que sí, y la ayudamos y la pudimos sacar”, relató en TN.

Hasta ese momento, la mujer no tenía dimensión de la magnitud de lo que que estaba pasando en Surfside.Janet Agüero contó su odisea de cómo pudo escapar desde el piso 11

Llanto, ¿de alegría o tristeza?

“Salimos por el garage, por la parte de atrás y tuvimos que subir un pedazo de concreto que se había derrumbado. Cuando bajamos ya no había polvo y recién ahí pudimos mirar lo que había pasado y ahí empecé a llorar, y no se si era llanto de alegría o tristeza. Doy gracias a dios que con mi familia salimos bien”, aclaró la mujer.

La familia completa fue caminando a la playa y alli Janet se dio vuelta para tomar la primera foto de lo sucedido. “Yo tenía que tener esa foto para mirar y recordarme que por algo todavía estamos aquí, por algo estamos los cuatro bien y sobrevivimos”, advirtió.

“No tengo explicación y creo que no voy a tenerla pero tengo la foto para recordarme que la vida es muy corta y que dé gracias todos los días”, manifestó.

Sobre los motivos por lo que pudo haber sucedido este desastre, indicó: “Lo único que he visto en el edificio y que no estaba bien es el garage, siempre que hemos venido siempre está inundado, siempre hay agua por todos lados, y parte de la pared que se está derrumbando, y hay pintura que no está bien, pero un piensa es un garage y nadie lo mantiene porque no es algo que tenga que lucir bonito”.

Por

Abrir chat