El edificio que en los ’80 fue sinónimo de orgullo para el barrio estuvo cerrado durante años hasta su expropiación. Desde 2015 alberga distintas dependencias del Estado y este mes arrancaron las obras para un nuevo cambio.

Los Helados Tucán fueron un sinónimo de época. Allá por los ’80, la empresa se convirtió en una de las primeros en abrir locales aquí y allá cuando no estaban de moda las cadenas. El boom que se generó por sus precios bajos, polémicas al margen sobre la calidad de los productos, no tardó en traspasar el Conurbano y el logo del ave rápidamente llegó a distintos rincones del país. La fábrica estaba en Villa Bosch, más precisamente en Santos Vega, entre 12 de Octubre y General López.

Pero lo que alguna vez fue sinónimo de orgullo y de fuentes laborales para la gente del barrio en un momento, como suele ocurrir en nuestro país, se transformó en desazón y temor porque el grupo que había comprado a la firma entró primero en convocatoria de acredores y, tiempo después, cerró la planta.

Pasaron años en los que el edificio abandonado atraía situaciones de inseguridad hasta que en 2009 fue expropiado por el Estado. El primer cambio de cara concretó llegó unos años después, en 2015, con la inauguración de una sede de atención de ANSES para los vecinos de Villa Bosch.

Luego se fueron sumando oficinas de AFIP, una dependencia de la Agencia de Seguridad Vial Nacional y una delegación del Ministerio de Trabajo de la Provincia, dejando de lado la idea original de Hugo Curto, histórico intendente de Tres de Febrero, de convertir al predio en un espacio con fines deportivos.

La increíble transformación de la fábrica de Helados Tucán: en qué se convirtió un predio icónico de Villa Bosch
La vieja fábrica de Helados Tucán en Villa Bosch, Tres de Febrero.

El segundo cambio importante tuvo lugar en 2018, ya bajo la intendencia de Diego Valenzuela, cuando allí abrió el Centro de Monitoreo desde donde se coordinan los trabajos de la Policía Local, la Policía Bonaerense, las Fuerzas Federales, Bomberos, el Sistema de Emergencias Médicas (SAME), Servicios Urbanos y Defensa Civil.

El espacio, que actualmente ocupa una importante cantidad de metros cuadrados en Villa Bosch, cuenta con un sistema de video-vigilancia urbana con equipamiento y tecnología de última generación para el monitoreo, grabación, análisis de video, captura de patentes vehiculares, reconocimiento de rostros y sistemas de almacenamiento de datos.

La increíble transformación de la fábrica de Helados Tucán: en qué se convirtió un predio icónico de Villa Bosch
En el lugar funciona el Centro de Monitoreo de Tres de Febrero

Lo que viene para la ex fábrica de Helados Tucán en Villa Bosch

Y así como 2015 y 2018 fueron años importantes en la historia de la ex fábrica de Helados Tucán, el tercero en el listado es el actual 2022, ya que desde el Municipio se anunció que un amplio espacio del terreno será remodelado para convertirse en un Centro Educativo Tecnológico que contará, además, con una plaza integrada que estará abierta para la gente de la zona.

Los trabajos, según se consignó desde la Comuna de Tres de Febrero, arrancaron en los primeros días de septiembre y apuntan a convertir al lugar en el espacio donde se podrán realizar los cursos de «3F Tecno», iniciativa que busca «fomentar la formación para el trabajo, la creatividad y la innovación en los jóvenes».

El proyecto de reacondicionamiento de la vieja planta industria, prevé que en el primer piso se instalará un área para futuras aulas de capacitación de los cursos con salida laboral. Además, se va a construir un Salón de Usos Múltiples y un bar para uso de los estudiantes y docentes, y se colocará un ascensor para 10 personas que llegará hasta el 2° piso previendo una futura expansión en caso de que sea necesario contar con más espacio.

La increíble transformación de la fábrica de Helados Tucán: en qué se convirtió un predio icónico de Villa Bosch
Diego Valenzuela supervisa las obras del Centro Educativo Tecnológico de Villa Bosch.

Entre las obras también está estipuladas la construcción de una plaza para uso público que contará con bancos, arbustos y solados de hormigón intertrabado, que funcionará como expansión e integración del edificio junto a rampas para discapacitados.

El plan además la puesta en valor del estacionamiento del Centro de Monitoreo que funciona en el edificio y en la readecuación de las oficinas de planta baja. Además, se completarán las instalaciones termo-mecánica, eléctrica, pluvial, sanitarias, contra incendios y electromecánica de todo el lugar.

La increíble transformación de la fábrica de Helados Tucán: en qué se convirtió un predio icónico de Villa Bosch
Los nuevos trabajos en el predio de Villa Bosch comenzaron a principios de septiembre.

Por

Abrir chat