Según un informe, las próximas facturas presentarán un salto del 500% interanual para los usuarios residenciales y del 1.000% para comercios e industrias

Pese a que el Gobierno postergó la aplicación del mecanismo de indexación previsto para mayo, las próximas facturas de gas llegarán con aumentos del orden del 500% en las áreas residenciales y en comercios e industrias la suba será superior al 1.000%, en relación a lo que los usuarios pagaban el año pasado.

En ese escenario, desde Economía decidieron aplazar los aumentos previstos en los últimos meses para que no impacte en la inflación y el índice continúe desacelerando.

Cuánto aumentaron las facturas de gas en el año

Según un informe elaborado por la consultora Economía y Energía, las próximas facturas de gas llegarán con aumentos por encima del 500% en la comparación interanual para usuarios residenciales de altos ingresos, mientras que en el caso de los comercios e industrias la suba será superior al 1.000%. Dichos incrementos podrían ser todavía mayores en el período invernal.

En el caso de los hogares residenciales, según el informe, la suba mensual representaría un salto del 20% frente a la última factura. 

El estudio reveló también que con los aumentos de este servicio en los primeros meses del año, dejó las tarifas en niveles cercanos a los de 2019, tras las subas de la gestión de Mauricio Macri. En el caso de los usuarios de ingresos bajos y medios,  aún mantienen una gran parte del costo subsidiado.

En este contexto, luego del superávit registrado en el primer trimestre, el ministro de Economía, Luis Caputo anunció postergar los aumentos previstos para mayo, para no cargar con más gastos a la clase media: de esta manera, frenó el recorte de subsidios que venía aplicando en este sector.

Las boletas de gas se componen de cuatro ítems: costo de generación, transporte, distribución y, sobre eso, se aplican los impuestos (nacionales, provinciales y municipales). El Gobierno cubre con subsidios la diferencia entre el precio de producir gas y lo que pagan los diferentes usuarios.

Actualmente, existe un esquema de subvenciones que divide a los usuarios residenciales en 3 segmentos: Nivel 1 (ingresos altos) que pagan pleno, Nivel 2 (ingresos bajos) con tarifa social y Nivel 3 (Ingresos medios) con un tope de consumo subvencionado.

El Gobierno postergó aumentos en tarifas de luz y gas

A fines de abril, el Gobierno anunció que postergaba los aumentos en las tarifas de luz y gas previstos para mayo. El objetivo es mantener el sendero de desaceleración en la inflación, que ya en abril volverá a ser de un dígito según estiman las consultoras privadas.

A partir del 1 de mayo, estaba estipulado que se aplique el mecanismo de indexación mensual que definió la secretaría de Energía, para evitar un atraso en términos reales contra la inflación. Pero, el Gobierno decidió no aplicar esa actualización.

En este escenario, tanto el Enre como el Enargas no publicaron los cuadros tarifarios correspondientes al mes de mayo, luego de los fuertes aumentos aplicados durante el primer cuatrimestre, que alcanzaron el 200% en electricidad y más del 300% en gas; el agua trepó 209% y el transporte público, 410%.

En concreto, las empresas transportadoras de los servicios públicos debían comenzar a aplicar la indexación mensual en sus tarifas, que se traduciría a un aumento en las boletas que reciben los usuarios: están atadas a la evolución de los salarios, inflación y otras variables.

Es así que los aumentos de estas fórmulas iban entre el 10% y el 12,5%, lo que implicaría una suba cercana al 5% en las facturas finales que reciben los usuarios. Pero, si bien las empresas ya habían sido notificadas de cuánto sería el aumento de mayo, la decisión de aplicar o no esa suba dependía del ministro de Economía Luis Caputo. Y, finalmente, el Gobierno definió no aumentar en mayo las tarifas.

El Gobierno también debe aprobar la “programación estacional” de la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa), que contiene los precios de la energía de invierno, más caros que en verano por el mayor uso de combustibles.

Por admin