La demora o la falta de entrega de medicamentos de altísimo costo, que sufren pacientes que carecen de cobertura y se encuentran en situación de vulnerabilidad social, a partir de supuestas irregularidades que pusieron en la mira a la dirección de Asistencia Directa por Situaciones Especiales (DADSE), motivó la intervención del Defensor del Pueblo Adjunto en Salud de la Provincia, Marcelo Honores, y del senador nacional bonaerense, Maximiliano Abad.

En ese contexto, Honores y Abad analizaron en las últimas horas, en la sede del Congreso nacional, los avances de la investigación abierta que provoca “demoras y dilaciones para que la gente pueda acceder a medicamentos, prótesis e insumos médicos que de otra forma estarían absolutamente imposibilitados de recibir”.

En rigor, los funcionarios pretenden articular acciones con el DADSE para solucionar el conflicto que afecta a miles de bonaerenses, problemática que se desató a partir de que las nuevas autoridades nacionales detectaron  “irregularidades graves”, ocurridas durante la anterior gestion en la cartera de Desarrollo Social, en la contratación y el pago de proveedores.

Honores y Abad, que además de ocupar una banca en el Senado nacional preside el Comité Provincia del radicalismo, apuntan a “conocer realmente la situación” y dar una “respuesta concreta y precisa para los afectados”, mientras monitorean de cerca la evolución de la denuncia que presentó el ministerio de Capital Humano, contra la administración anterior del organismo sospechado, que fue movido a la órbita de la cartera de Salud.

Por admin