En diálogo con el programa “RELATORES”, emitido por FM 88.9, el periodista y productor audiovisual Cune Molinero habló del nuevo libro escrito junto a Alejandro Turner, “El último Mundial, un recorrido sensorial por Italia ’90”.

Como autores contemporáneos del Mundial de Italia 90, tenemos a las sensaciones por eso decimos que hacemos un recorrido sensorial en el libro y queríamos que quedara reflejado de alguna manera desde el vamos. Es un Mundial que tiene un montón de características desde lo futbolístico, y lo social y político, y básicamente desde la manera en que se vivió en la Argentina. Lo recuerdo como un Mundial signado por la angustia porque era un equipo jugaba mal.

Hay algo característico de ese Mundial que era la música. Vos escuchás esa canción y se te erizan los pelos de los brazos. Por eso un poco lo de sensorial. Porque también te retrotrae al momento de la Argentina. El balcón después de lo del 86 era un balcón con cierto aroma a democracia, empezábamos a vivir una época distinta.

Fue el último Mundial de una generación de futbolistas que ponían a la Selección por encima de cualquier otra cosa.

El nivel de agresividad que hay en los medios hoy, potenciado por las redes y por la necesidad de llenar minutos, hace que el exitismo sea mucho más fuerte que antes. Al equipo de Bilardo lo castigaron duramente al punto que un presidente como Alfonsín intentó tibiamente voltearlo.

El equipo de los 90 tenía una mística muy especial, vos sabías que trababan con la cabeza en términos futboleros, y tenía dos líderes muy fuertes. Uno era Bilardo y el otro era Maradona. Maradona era un líder futbolístico dentro del vestuario, un líder positivo y generoso para ese equipo. Ahí Maradona ejerció un liderazgo donde todos querían que a Maradona le vaya bien.

La recepción en la plaza al equipo del 90 fue mucho mayor que la del 86. Y entre el 86 y el 90, a la Selección, cuando jugaba acá, no la iba a ver mucha gente.

El público muchas veces puede ser cruel o agradecido. Después, en los mundiales, nos olvidamos y queremos que Argentina gane.

Es injusto comparar a Maradona con Messi. Es injusto para los dos. Hay una frase de Apo que dice que Maradona dio todas las respuestas que el fútbol le puso delante, dentro y fuera de la cancha.

El partido de Argentina contra Italia en el 90 fue uno de los mejores partidos de Argentina en los mundiales sin haber deslumbrado y sobre todo, por la potencia del rival. Y ese día, Maradona jugó un jugador normal, como un buen volante porque no le daba para más el físico. Pero jugó con una calidad estratégica, técnica, táctica, pidiendo la pelota, resguardándose en los momentos donde había que resguardarse. Ahí jugó la mano de Bilardo también.

Bilardo desde hace mucho tiempo tiene el mismo enemigo que ha tenido el kirchnerismo que es el Grupo Clarín. Eso no quiere decir que la ideología de Carlos sea el kirchnerismo. Simplemente quiere decir que ese diario o ese Grupo se propone hostigar a alguien, lo hace con mucha energía, con mucha fuerza y con mucho poder.

Que el equipo del 2014 no haya salido campeón no causó la misma tristeza que generó el equipo del 90.

Los jugadores del 90 dejaron todo, a tal punto que solo tres jugadores siguieron jugando un mundial (Maradona, Ruggeri y Goycochea). No se guardaron nada.

Cuando arrancamos en la TV Pública en enero de este año, tratamos de diagnosticar cómo había quedado todo y la verdad quedaron muy diezmadas las distintas áreas. Ello quiere decir que cuando tenés que producir cosas nuevas, si no contratás gente, es muy difícil. El proyecto que tenemos es hacer un programa inclusivo, plural y de calidad, e intentar en lo posible ser competitivos.

Estamos reconstruyendo la TV Pública desde muy abajo.

El proyecto es devolverle a la TV Pública llegada al público capitalino y del Gran Buenos Aires, que es donde se mide el rating, llegada a todo el país y sobre todo, reflejar federalismo e inclusión y acompañar el proyecto del gobierno que implica enfrentar el hambre y la pobreza.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *