Se trata de un predio para alquiler multicliente, está ubicado sobre el Camino del Buen Ayre y permite subdivisiones de 6 mil metros.

En un momento donde muchas compañías deben hacer frente a un replanteo de sus espacios para almacenamiento y distribución, el mercado logístico está sumando un depósito único por tamaño, infraestructura y buenos accesos. Se trata del Centro Logístico 3 de Febrero, ubicado en el kilómetro 10 del Camino del Buen Ayre.

Con una superficie total de 36 hectáreas y un frente de 650 metros, esta gran nave cuenta con 70.000 m2 cubiertos que se pueden subdividir en hasta 11 módulos de unos 6.000 m2 cada uno aproximadamente, lo que le abre la posibilidad a todo tipo de empresas de conseguir el espacio que necesitan.

“Hay pocas naves de estas características en el país, especialmente que estén a disposición del mercado de alquiler”, dice Adolfo Curi, CEO del Grupo Posadas, la compañía propietaria del predio. El centro logístico ya está siendo comercializado por la inmobiliaria L.J. Ramos.

Una de las grandes ventajas del Centro Logístico 3 de Febrero es la versatilidad que le confiere la infraestructura con la que fue diseñado y que permite tanto las subdivisiones independientes así como los usos más variados. “La doble chapa con una lana de vidrio especial en la cubierta garantiza una muy buena capacidad térmica. Por eso, es ideal para industrias que necesitan una temperatura controlada, como la farmacéutica por ejemplo”, explica Curi. Con la ayuda de equipos de aire acondicionado es posible mantener temperaturas de entre 15° y 18°. Cuenta, además, con red de sprinklers independientes, paneles solares que generan el 10% del consumo total del predio, una planta de tratamiento de efluentes cloacales para 4 mil personas, salas de baterías exteriores para la carga de los sampings que mueven la mercadería adentro del depósito y certificación LEED.

El Centro Logístico 3 de Febrero es multicliente y ya está en la mira de empresas de todo tipo, como textiles, supermercados o aquellas que hacen movimiento de mercadería para terceros, entre otras. Algunas de ellas buscan un depósito que les permita centralizar operaciones hoy están repartidas en varios centros, mientras que otras están ampliando sus espacios de distribución y almacenamiento por el aumento del consumo online, una de las tendencias que profundizó y aceleró la pandemia.

La otra cuestión valorada por las empresas es la ubicación estratégica del predio, que está sobre una autopista y a pocos minutos de las dos vías de acceso más importantes de la Capital Federal. Ese emplazamiento lo convierte en un centro perfecto para la distribución de última milla y eficientizar el movimiento logístico.

Por

Abrir chat