La hija de la señora la encontró en un estado de completa descomposición.

El terrible hallazgo ocurrió en calle Larrea de Caseros, en Tres de Febreroprovincia de Buenos Aires, cuando la hija de una señora de 89 años la encontró muerta en un estado de descomposición. María Jevos era cuidada por su nieto de 24 años, llamado Nicolás, quien le decía al resto de la familia que por cuestiones de coronavirus no vayan a visitarla. Sin embargo, la mujer estaba fallecida desde marzo.

Todo cambio con un llamado al 911. La hija de la mujer, llamó varias veces a la casa de su madre y no obtuvo respuestas por lo que decidió dirigirse al domicilio. Al entrar encontró la casa totalmente abandonada y sucia, cuando llegó al cuarto de su madre estaba la puerta cerrada con un cartel que decía: “No entrar, llamar al 911, leéme”. Además, había una carta.

Al entrar a la habitación encontraron el cuerpo en descomposición, casi en un estado esquelético y tapado con una frazada. Su hija la reconoció. Su nieto informaba periódicamente a su familia el estado de su abuela, sin avisar que había fallecido, y por temor a un contagio de coronavirus les pedía que no la visiten. Finalmente, no pudieron comunicarse con él, decidieron ir al lugar y se encontraron con el cuerpo.

Tal como indicaron desde C5N, lo que suponen los investigadores es que la mujer falleció en el mes de marzo y que, por temor, este hombre no le avisó a nadie. El joven dejó una carta donde confirma que su abuela falleció en marzo y que por miedo la acostó en la cama. Igualmente, cabe remarcar que durante los seis meses sin vida de la mujer, el joven cobraba la pensión de su abuela.

Todo se descubre porque el nieto de María viajó a Chascomús y no respondió más los llamados. En la carta, el muchacho aclaró que el descuido de la casa y la suciedad fueron luego de que la mujer falleciera. Asimismo, insistió en que mientras vivía estaba todo en orden. Por último, pidió disculpas a la familia con la esperanza de que puedan perdonarlo. La investigación está a cargo de la UFI Nº 05 de San Martín.

Por

Abrir chat