La Justicia porteña hizo lugar a un amparo presentado por referentes de la izquierda. El viernes, el boleto debía aumentar hasta los $574

La Justicia porteña hizo lugar a un amparo presentado por referentes de la izquierda y frenó el aumento en la tarifa de subte, que estaba previsto a partir del viernes 17.

La medida cautelar había sido presentada por referentes del PTS-FIT, firmada entre otras personas por la diputada nacional Myrian Bregman. Así, se pospuso al menos temporalmente la suba de la tarifa del subte que estaba previsto a que salte de $125 a $574. También estaban anunciadas subas en junio (a $650) y en agosto ($757).

Qué dice el fallo de la Justicia que frenó el aumento del subte

“Como medida precautelar, hasta tanto se encuentre contestado el traslado, acompañada la totalidad de la documentación requerida y así lo indique expresamente este Juzgado, los demandados deberán abstenerse de innovar en relación al monto de la tarifa al usuario del servicio público de Subterráneo“, concluye la resolución judicial, firmada por la jueza Elena Liberatori, del Juzgado en lo Contencioso Administrativo y Tributario 4.

Y agrega que “ello en virtud de la ausencia de la información vinculada a la participación ciudadana desarrollada en la audiencia pública, específicamente a lo que hace a las respuestas de los requerimientos efectuados en la misma por los participantes”.

El recurso de amparo para frenar el aumento del subte fue firmado por la diputada nacional del Frente de Izquierda y de Trabajadores (FIT) Myrian Bregman, la legisladora porteña del FIT-U Alejandrina Barry, el ex legislador Patricio del Corro, y el trabajador del subte y miembro del Secretariado Ejecutivo de la Asociación gremial de trabajadores del Subterráneo y Premetro (AGTSyP), Claudio Dellecarbonara.

En el escrito, denunciaron que la suba que se aprobó en la audiencia pública para las subas en el subte fue “un aumento tarifario con serias irregularidades en sus cálculos”, ya que “existen incumplimientos a la normativa que regula al subte y a la determinación de su tarifa, así como falta de información transparente en su cálculo, permitiendo arbitrariedades para calcular y aumentar la tarifa”.

La Justicia hizo lugar a un amparo y frenó el aumento en la tarifa del subte, prevista para el viernes 17 de mayo

La Justicia hizo lugar a un amparo y frenó el aumento en la tarifa del subte, prevista para el viernes 17 de mayo

“El boleto de Subte final de $757 pasaría a valer una tarifa final de 82 centavos de dólar (con una divisa oficial estable de $921.04), sería internamente una tarifa comparativamente más alta a la de los años 90 pre privatización del servicio pero con un salario en dólares bastante más deprimido, y comparando con el exterior el subte de Buenos Aires, con apenas 6 líneas y 90 estaciones, pasaría a estar considerablemente más caro en dólares que redes como la de Moscú con 14 líneas y 258 paradas a 60 centavos de dólar o la de Ciudad de México con 12 líneas y 195 estaciones a 30 centavos de dólar”, subrayaron.

“Es un aumento histórico, que no tiene antecedentes”

Al respecto, la legisladora porteña Alejandrina Barry sostuvo que el aumento del subte es “histórico, que no tiene antecedentes y que va en contra de la ley, que dice que las tarifas tienen que ser justas y razonables”.

“En los últimos 10 años, el subte aumentó por encima de boleto de colectivo y aumentó tres veces más que el salario mínimo en términos porcentuales“, resaltó.

Y había enfatizado que “la Justicia tiene que fallar a favor porque es un aumento sumamente ilegal y que atenta contra el derecho de ir a trabajar”. Es por eso que los firmantes del amparo pidieron la anulación de la resolución del Boletín Oficial porteño, que estableció los aumentos del subte y el nuevo cuadro tarifario, y “en forma cautelar su suspensión, hasta tanto se resuelva sobre su nulidad”.

“La trascendencia y el perjuicio social con el que impacta la resolución en crisis en miles de usuarios del subte, es significativa“, señalaron. “De cara al usuario el incremento actual de la tarifa es del 505,6%, de $125 a $757 al finalizar el esquema, muy por encima de la inflación de 211,4% en los 12 meses de 2023″, detalló.

“Al realizar la comparación versus los incrementos salariales del 152,7% en los 12 meses de 2023, surge que los salarios perdieron cerca de 60 puntos porcentuales frente a la inflación de igual periodo y los ingresos crecieron un 353% menos que la tarifa del servicio de subte propuesta. Los grandes perjudicados en la ecuación son por lo tanto los usuarios, que deberán afrontar con ingresos devaluados un incremento desproporcionado e injustificado de tarifa en favor de cubrir costos cuya pertinencia no se encuentra acreditada y sostener las ganancias del concesionario del servicio”, explicaron.

En la crítica a la nueva tarifa, quienes pidieron la cautelar cuestionaron que en el cuadro acordado por el Gobierno de la Ciudad (GCBA) y Subterráneos de Buenos Aires (Sbase) “solo contempla el aumento costos y el aumento de la tarifa, excluyendo de dicho análisis a los pasajeros”. Si se contemplara al aumento de pasajeros como variante positiva, al menos buscando recuperar los pasajeros previos a la pandemia de Covid-19, “permitiría compensar el aumento en los costos del servicio”, aseguraron.

Por admin