En declaraciones al programa “LA VOZ 889”, que se emite por FM 88.9, el reconocido economista Juan Enrique se refirió al acuerdo logrado por el gobierno con los bonistas en el marco de la reestructuración de la deuda y cómo ello impactará en el futuro del país.

El preacuerdo con los bonistas está postergado hasta el 24 de agosto. Pero sí hay una adhesión importante, casi del 80 por ciento. Es muy probable que se suscriba antes porque esa fecha es el tope.

De la cifra total acordada, un 70 por ciento es deuda de corto plazo tomada durante el gobierno de Mauricio Macri.

El dinero vale a valor presente, entonces cuando se estiran los plazos, esa tasa de descuento va variando en términos de valor presente.

La Argentina, en reestructuraciones anteriores, en 2005 y 2010, ha obtenido mejores quitas y mejores condiciones pero el contexto era distinto y los veedores eran distintos.

La reestructuración es positiva de cara a buscar un crecimiento sostenido, con desarrollo inclusivo.

Le diría a Alfonso Prat Gay que se llame a silencio porque formó parte manejando una fuga de capitales como en 2001. Tanto él como Lacunza, Dujovne, es lamentable.

Los gobiernos progresistas siempre están pagando los desastres que dejan los gobiernos de derecha. Estamos demostrando al mundo que Argentina paga, por más que sea un desastre el nivel de endeudamiento y de fuga.

Un acuerdo de este tipo le da dinámica al mercado internacional. Van a venir inversores, van a venir dólares. Y la baja del dólar se produce porque hay una expectativa de que no va a subir entonces muchos tenedores dicen ‘voy a vender antes que baje más’.

Cuando gana un gobierno de derecha, es sabido que va a devaluar, que va a llevar un proceso de ajuste, entonces ahí sí hay que comprar dólares.

La pandemia va a pasar, va a ser una triste anécdota, de la cual todos los seres humanos deberemos aprendido alguna lección, de las cosas malas se aprende mucho. Primero está la vida y después está el bienestar económico. La reestructuración de la deuda y el foco en el desarrollo económico inclusivo va a dejar a la Argentina a un futuro crecimiento sostenido.

En 2021, 2022 y quizás 2023, la carga de la deuda va a ser de 6 o 7 mil millones de dólares. Y este año, por la caída de la actividad económica, va a haber un superávit comercial de 12 mil millones. En estas condiciones, Argentina puede pagar tranquilamente.

El mundo está cambiando, el dólar como moneda, con la cual está tomada la mayor parte de la deuda, va a perder hegemonía. Tenemos una luz de salida, una ventana de posibilidades. ESCUCHA LA ENTREVISTA COMPLETA

 

Por Federico Esteban

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *