En medio de las audiencia pública por la suba de las tarifas de gas y con pedidos de aumentos del 330% por parte de las empresas, intendentes de la provincia de Buenos Aires salieron a cuestionar esos aumentos. Varios jefes comunales del conurbano se manifestaron en contra de la suba y pidieron la suspensión de los aumentos debido a que afecta el poder adquisitivo de los consumidores en “beneficio de las grandes corporaciones”.

Mariano Cascallares, intendente de Almirante Brown, consideró “imprescindible suspender los aumentos porque afectarán el poder adquisitivo de los consumidores obligándolos a elegir entre el servicio y la comida”. Luego agregó: “En defensa de los hogares, de los clubes de barrio, de las pymes y de las instituciones brownianas en general rechazamos estos aumentos abusivos y solicitamos que se apliquen políticas públicas que pongan en el centro a las familias y no a las empresas”. Finalmente le recordó al gobernó de Milei que “la economía nunca es libre: o la controla el Estado en beneficio del pueblo o la controlan las grandes corporaciones en perjuicio de este”.

Por su parte, el intendente de San Martín, Fernando Moreira, denunció que “mientras el gobierno nacional pretende incrementar las tarifas de gas en un 400 por ciento, -el gobernador- Axel Kicillof y -el ministro de Infraestructura- Gabriel Katopodis defienden los intereses de la gente en la audiencia pública”.

Fernando Gray, intendente de Esteban Echeverria, advirtió que “las políticas públicas en torno a la energía deben garantizar el acceso universal”. Y Agregó: “No se puede pagar una boleta de gas como si fuera un commodity internacional en dólares por algo que producimos en nuestro país”. Luego planteó que “es necesario que se consideren tarifas sociales accesibles para el gas envasado y el GNC, como alternativas energéticas para los sectores más afectados”.

Por su parte, el Foro Bonaerense de Servicios Públicos manifestó que si prosperan los pedidos de actualización de costos y el traslado a las tarifas propuestos por las empresas distribuidoras de gas, los sectores de ingresos medios tendrán un incremento en las boletas del 300%; los de bajos ingresos, del 180%; y la clase alta, del 150%.

En un informe, el Foro indicó que los usuarios residenciales del servicio del gas en la provincia de Buenos Aires alcanzan un total de 4.119.113, de los cuales 1.522.988 son usuarios de ingresos altos (N1) y pagan la tarifa plena sin subsidios. Otros 1.628.028 tienen ingresos bajos (N2) y mantienen el 70% de subsidios; y 968.097 están identificados como personas con ingresos medios (N3) y mantienen el 40% de los subsidios y el resto lo abonan al precio que cueste el metro cúbico de gas (se mide por consumo promedio).
Precisaron que las entidades de bien público y los clubes de barrio tienen una bonificación en el precio del gas del 75% y se apuntó que en 2023 se estableció una bonificación de los precios del gas natural para los usuarios y usuarias de Servicio General “P” que estén inscriptos o se inscriban en el Registro de Empresas MiPyMES.

Por admin