La venta de postres y flanes cayó a la mitad. A pesar de las mermas de las ventas, la suba de precios no se detiene en el sector

Por Claudio Zlotnik

Econsumo de productos lácteos registró una caída del 21,4% (en volumen) durante marzo, por lo que el balance del primer trimestre del año dio negativo en 18,7% respecto de lo sucedido un año atrás. Se trata de datos del Observatorio de la Cadena Láctea (OCLA).

Esta merma, histórica, se da en medio de un proceso recesivo con caída del consumo en general, pero que en el caso de los lácteos y la carne vacuna muestra una racha histórica.

A pesar de este retroceso, los precios de los lácteos no mengua. Se trata del rubro que más se encarece respecto del resto en el sector alimenticio. Así lo midió el Indec y también las consultoras privadas que monitorean la inflación semana tras semana.

Mala perfomance

La caída de las ventas se nota más en los productos más caros, que tienen un proceso adicional al de la leche fluida.

En el caso de las ventas de postres lácteos y flanes, la baja trepa al 49,8% (en volumen) durante el primer trimestre de 2024 en relación al mismo plazo del año pasado.

En el caso de las leches refrigeradas, la caída fue del 14,3% entre enero y marzo. Un retroceso histórico.

Histórica caída en el consumo de lácteos y carne en medio de la recesión

Histórica caída en el consumo de lácteos en medio de la recesión

“Los productos de mayor valor agregado y unitario como quesos de pasta muy blanda, quesos rallados, leches saborizadas, yogures, flanes y postres presentaron una gran caída asociada a las subas de precios y al retraso en el poder adquisitivo del sector medio de la población que demanda en mayor cuantía estos productos”, dice el informe del OCLA conocido en las últimas horas.

Y la carne también

El consumo de carne vacuna cayó un 17,6% en el primer trimestre del año frente al mismo plazo de 2023. Se trata del peor registro en los últimos 30 años, de acuerdo al registro de la Cámara de la Industria y el Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina (CICCRA).

El consumo per cápita de carne vacuna habría sido equivalente a 42,6 kilos/año en marzo de 2024, ubicándose 18,5% por debajo del verificado en marzo de 2023, apuntó CICCRA.

Lo más preocupante es que, a diferencia de otras oportunidades, esta vez no existe una compensación interna: la caída en el consumo de carne vacuna fue acompañada por una baja en la de pollo y también de carne de cerdo.

En estos dos últimos casos, la baja interanual se acerca al 5% en cada caso, dice el consultor Andrés Costamagna a iProfesional.

Por admin