La fábrica de baterías había reincorporado a todos los empleados hace 20 días después de semanas de conflicto por un intento de cierre. Ahora vacía la planta a hurtadillas y los vuelve a dejar en la calle.

Hace algo más de 20 días, los dueños de la fábrica de baterías para automotores Arcynur (ex Ran-Bat) acordaron con sus empleados en Ministerio de Trabajo de de la Provincia de Buenos Aires anular los 35 despidos que habían comunicado y pagar los salarios adeudados.

Lo que parecía ser el fin a un conflicto que amenazaba con el futuro de la empresa y los puestos de trabajo, iba a ser monitoreado por la cartera laboral, que prometió hacer un seguimiento de la situación y la propia empresa que pidió Repros para afrontar parte de los sueldos.

Sin embargo esta mañana, después del feriado por el Día del Trabajador Químico, la fábrica apareció vaciada. La patronal aprovechó el día no laborable y entre domingo y lunes se llevó las máquinas y todas las herramientas de trabajo.

Los trabajadores en este momento se encuentran difundiendo la situación y se declararon en estado de alerta. Piden respuestas a los gobiernos de Almirante Brown, de la Provincia de Buenos Aires y Nacional.

El accionar de la empresa, detona los acuerdos que se habían alcanzando y vuelve a poner a los empleados al borde del precipicio.

FUENTE: Motor Económico.

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat