El encuentro correspondía al tercer juego de las semifinales de la Conferencia Sur.

Los jugadores de Racing Club de Avellaneda y Racing de Chivilcoy desataron una batalla campal, en el marco de las semifinales de la Conferencia Sur de la Liga Argentina de Básquet, y el partido fue suspendido a los 4 minutos y 55 segundos del primer cuarto

El marcador estaba 11-6 a favor de la “Academia” en el microestadio Jorge Camba de Avellaneda hasta que inició una batalla campal entre jugadores y parte del público en el campo de juego y en los vestuarios. 

El cronometro marcaba 3 minutos y 42 segundos cuando se dio el primer incidente de la noche en Avellaneda: Emilio Stucky de Racing de Chivilcoy y Nicolás Remolina de Racing Club fueron descalificados debido a una falta antideportiva cometida por Remolina sobre Stucky que respondió con un puñetazo. Ambos jugadores se retiraron a los vestuarios tras la decisión arbitral y el partido continuó su rumbo.

Con el encuentro en desarrollo, ambos jugadores se tomaron a golpes de puño en los vestuarios y desataron un caos con numerosas personas involucradas. Ante esto, los árbitros decidieron detener el partido y suspenderlo definitivamente por la falta de garantías de seguridad y el desorden generado. 

Según se pudo saber, el ala-pívot de los de Chivilcoy terminó esposado y demorado tras agredir a un policía en medio de la batalla campal que se desató en el tercer juego de las semifinales de la Conferencia Sur que tenía a los del interior bonaerense arriba en la serie tras ganar los dos juegos disputados.

Por admin