En el medio de una masiva movilización y a horas del tratamiento de la Ley Ómnibus, el ministro de Economía, Luis Caputo, publicó en su red social X (ex Twitter) un mensaje en el que  amenaza a las provincias, que consiste básicamente en un anuncio respecto de los recortes que les aplicará en el presupuesto si no votan a favor de la aprobación de la norma. 

En un tuit afirmó: “Me reuní con el secretario de Hacienda y la subsecretaria de las Provincias para delinear todas las partidas provinciales que se recortarán inmediatamente si alguno de los artículos económicos es rechazado”, dice Caputo. Aclara, sin embargo, que “no es una amenaza”, si no sólo la confirmación de que “vamos a cumplir conel mandato que nos ha dado la mayoría de los argentinos para equilibrar las cuentas fiscales”.

Quizás la mejor respuesta a Caputo estuvo en un tramo del discurso de Pablo Moyano: “Si sigue con el ajuste los trabajadores lo van a tirar al Riachuelo”. Luego del acto, y ante las amenazas de Caputo y Bullrich, aclaró que no les gustó la frase pero nunca dijeron nada cuando “¿Espert dijo bala o cárcel? Y recordó que el presidente puteó al Papa, reivindicó a Thacther, a Reagan, y nadie dijo nada”. Y agregó: “Muchísimos laburantes no tiene para morfar, no pueden pagar el alquiler… ¡Una frase metafórica! ¡No lo vamos a tirar al Riachuelo!”.

Por admin