El jefe comunal juró y reasumió como Intendente del distrito hasta 2027.

Ante un Honorable Concejo Deliberante colmado de vecinos, representantes de instituciones y funcionarios de gobierno, Diego Valenzuela asumió por tercera vez como Intendente de Tres de Febrero. La semana pasada también juraron los concejales electos de las distintas fuerzas.

En su discurso, el mandatario agradeció a todos los vecinos y vecinas de Tres de Febrero que lo votaron y aseguró que escuchará a quienes no lo hicieron para mejorar su gestión.

Además, puso énfasis que durante esta nueva gestión no sólo continuarán las obras, sino que también buscará fortalecer el aspecto laboral en el marco de un radical giro en el ámbito nacional. “Nunca paramos de mejorar. Logramos autonomía económica y política para mantener el rumbo a pesar de que el contexto no ayudó”, expresó.

También hizo hincapié en su predisposición para trabajar en conjunto con la provincia de Buenos Aires y el Gobierno Nacional. “Quiero desearles una gran gestión a Javier Milei y a Axel Kicilliof, de quienes depende buena parte de la calidad de vida de los vecinos de Tres de Febrero. Ambos van a encontrar en mí a un intendente dispuesto a la cooperación y al trabajo en equipo”, afirmó.

Finalmente, destacó el trabajo del equipo que lo rodea y aseguró que quienes crean empleo en Tres de Febrero son una gran motivación para la actual gestión. “Mejoramos los servicios, hicimos más obras que nunca, transformamos la manera de relacionar al estado con los vecinos, nuestros jefes. Hoy tengo mucha energía, convicción e ideas nuevas para seguir profundizando en ese camino”, aseguró. Y finalizó: “Quiero que cada día nos sintamos un poco más orgullosos de ser de Tres de Febrero: yo voy a dejar todo en esta nueva etapa, cuento con todos ustedes para lograrlo”.

A continuación, el discurso completo:

Muy buenos días a todos y gracias por acompañarme en este día tan especial. Comienza hoy mi tercer mandato y debo decirles que me inunda una profunda emoción, no por otra elección ganada, no por el cargo, sino por sentir la confianza de los vecinos de Tres de Febrero. A ellos quiero agradecerles en primer lugar por darme esta hermosa responsabilidad por otros cuatro años. A los que me votaron y a los que no y, especialmente, a los que lo hicieron no siendo partidarios de Juntos por el Cambio. Les digo gracias porque primero está Tres de Febrero.

Quienes actuamos en el presente a veces no percibimos el sentido histórico de lo que hacemos, la huella que dejamos. Yo siento que en esta etapa hemos logrado muchas cosas, estoy convencido de que Tres de Febrero está mejor e interpreto el mandato popular como un espaldarazo para seguir esas transformaciones, siempre con cercanía, con una escucha activa y abiertos a las críticas constructivas que nos ayudan a mejorar.

Gracias al increíble equipo que me rodea y hace posible que nuestro Municipio siga creciendo. Gracias a mi familia que me banca y me sostiene. Gracias a las instituciones del distrito que permanentemente la pelean y ponen el hombro para dar oportunidades a nuestras familias. Gracias a esos leones y leonas que son los trabajadores y trabajadoras municipales que dejan todo cada día para dar buenos servicios, solucionar problemas y hacer muchas obras que nos mejoran la vida.

Gracias a ustedes, representantes del pueblo de Tres de Febrero, por sostener con su trabajo legislativo una gestión positiva para nuestros vecinos. Y aprovecho para saludar y dar la bienvenida a los nuevos concejales de este cuerpo.

Gracias a los que crean trabajo en Tres de Febrero, a las PyMEs, emprendedores, industrias y comercios que con valentía surfean las olas tormentosas de la economía argentina. Ellos son una fuerte motivación para nuestra gestión que, además, seguirá priorizando medidas para aliviar su carga para que les sea más simple invertir, trabajar y crear empleo. Creo en el rol promotor y articulador del Estado, pero estoy convencido que el sector privado es el verdadero motor del progreso social. Un futuro mejor se logra con paz y libertad, respetando la ley y fomentando la cultura, el esfuerzo, apostando por la educación y el trabajo duro.

Hicimos mucho, pero sé que falta un montón. Nos han tocado siempre años complicados, en mandatos de partidos políticos diferentes, pero que no han podido generar una baja de la inflación y un sano crecimiento económico con inclusión y creación de empleo genuino. Sin embargo, Tres de Febrero nunca paró de mejorar. Logramos autonomía económica y política para mantener el rumbo a pesar de que el contexto no ayudó. Mejoramos los servicios, hicimos más obras que nunca, transformamos la manera de relacionar al Estado con los vecinos, nuestros jefes. Hoy tengo mucha energía, convicción e ideas nuevas para seguir profundizando en ese camino.

Quiero desearles una gran gestión a Javier Milei y a Axel Kicilliof, de quienes depende buena parte de la calidad de vida de los vecinos de Tres de Febrero. Ambos van a encontrar en mí a un Intendente dispuesto a la cooperación y al trabajo en equipo. Deseo que la esperanza que hoy muestra el pueblo argentino se traduzca en mejoras concretas en su vida cotidiana, en lo económico, social, laboral, educativo y en la seguridad.

Tres de Febrero es nuestra casa, nuestro hogar. Es también nuestro sentido de pertenencia, nuestra identidad. Quiero que cada día nos sintamos un poco más orgullosos de ser de Tres de Febrero: yo voy a dejar todo en esta nueva etapa, cuento con todos ustedes para lograrlo. ¡Muchas gracias y a trabajar!

Por admin