Personas que este mediodía se identificaron como empleados de deportes de la Municipalidad de Tres de Febrero, vestidos con remeras del organismo, se los veía ofreciendo por los barrios bolsitas de nylon transparente con boletas “cortadas” del sufragio Unión por la Patria y de La Libertad Avanza, que en este caso llevan a los candidatos locales de Juntos por el Cambio para los cargos de intendente, concejales y consejeros escolares.

Entre ellos al actual intendente Diego Valenzuela. Promotor del corte de boleta, del armado de votos a los ciudadanos, y de buscar confundir al electorado.

Los ciudadanos que reciben las bolsitas con el “voto preparado de boletas cortadas para las elecciones generales del 22 de Octubre de 2023, en un primer momento ven que se trata efectivamente de los candidatos de Unión por la Patria y de La Libertad Avanza, pero si las abren y revisan se encuentran con la “boleta cortada” y con los candidatos locales de Juntos por el Cambio para los cargos de intendente, concejales y consejeros escolares.

¿De qué lado está Valenzuela? ¿O le da lo mismo una plataforma electoral que otra? O le basta con tener una cómoda y longeva existencia.

El panquequismo

Panqueque, una de las palabras que incluyó la BBC para entender el vocabulario de la campaña electoral Argentina.

“El panquequismo: el arte de dar la vuelta o cambiar de postura en la política argentina”. “Para cocinar un panqueque (pancakes o crepas) hay que darle la vuelta a la masa, para que se haga por ambos lados. Así que tiene sentido que en la política argentina un panqueque sea aquella persona que se da vuelta y se desdice, que cambia de bando. Que un día hace una propuesta y al día siguiente ‘rectifica’ o ‘matiza’”, dijo la BBC en una nota publicada

Un deplorable espectáculo

La verdad que no parece nada ético utilizar empleados municipales para realizar actos ilegales de campaña, haciendo circular boletas del próximo sufragio en las que se pretende suprimir a los candidatos que originariamente lleva la boleta aprobada legalmente por la Justicia, afectando la buena fe de los documentos que aprueba el Poder Judicial de la Nación en elecciones simultáneas y unificadas, con el claro propósito de arma votos para confundir al electorado. Ensanchando la brecha entre política y sociedad.

Políticos ensimismados en sus propios negocios, aferrados a su cuota de poder sin el menor rastro de la vocación de servicio que deberían tener no permiten ser optimistas en un año en que se sacan los ojos con tal de retener el poder o arrebatarlo aquellos que no lo tienen.

En política no vale todo

Ya lo dijo el papa Francisco: “La política es un vehículo fundamental para edificar la ciudadanía y la actividad del hombre, pero cuando aquellos que se dedican a ella no la viven como un servicio a la comunidad humana, puede convertirse en un instrumento de opresión, marginación e incluso de destrucción”.

“En la política, desgraciadamente, junto a las virtudes no faltan los vicios, debidos tanto a la ineptitud personal como a distorsiones en el ambiente y en las instituciones. Es evidente para todos que los vicios de la vida política restan credibilidad a los sistemas en los que ella se ejercita, así como a la autoridad, a las decisiones y a las acciones de las personas que se dedican a ella. Estos vicios, que socavan el ideal de una democracia auténtica, son la vergüenza de la vida pública y ponen en peligro la paz social: la corrupción —en sus múltiples formas de apropiación indebida de bienes públicos o de aprovechamiento de las personas—, la negación del derecho, el incumplimiento de las normas comunitarias, el enriquecimiento ilegal, la justificación del poder mediante la fuerza o con el pretexto arbitrario de la “razón de Estado”, la tendencia a perpetuarse en el poder, la xenofobia y el racismo, el rechazo al cuidado de la Tierra, la explotación ilimitada de los recursos naturales por un beneficio inmediato, el desprecio de los que se han visto obligados a ir al exilio”, agregó.

Navegación de entradas

Por admin