Luego de igualar sin goles, Rampla logró regresar a Primer División. Los hinchas el campo de juego y provocaron desmanes y corridas hacia los jugadores y cuerpo técnico del elenco adversario, que encabeza el entrenador argentino Cristian Aldirico.

Los hinchas del ascendido Rampla Juniors protagonizaron un verdadero escándalo al agredir a jugadores y cuerpo técnico de Juventud de Las Piedras, su rival en la definición por el torneo de ascenso en el fútbol de Uruguay.

En el encuentro desquite disputado en Las Piedras se registró una igualdad sin goles, resultado suficiente para que el conjunto montevideano se alzara con el objetivo del regreso a la Primera División, en el año del aniversario número 110 de fundación.

Lo cierto es que una vez finalizado el cotejo, los hinchas de Rampla invadieron el campo de juego y provocaron desmanes y corridas hacia los jugadores y cuerpo técnico del elenco adversario, que encabeza el entrenador argentino Cristian Aldirico (ex Tristán Suárez, Chacarita Juniors y Temperley, entre otros clubes).

Los barras del equipo conocido como ‘Picapiedra’ arremetieron también con palos y piedras hacia el sector que ocupaban los simpatizantes de Juventud. La rápida aparición de la policía local impidió que la violencia se propagara en el Parque Artigas.

Rampla Juniors, que había obtenido un ajustado triunfo por 2-1 en la ida, tiene en sus filas al mediocampista argentino Tomás Adoryan, exinferiores de Banfield.

Por admin