En el marco del cincuentenario de Diario Popular, los trabajadores del matutino se congregaron frente a la planta en Sarandí para denunciar los constantes incumplimientos por parte de la empresa. Entre las irregularidades mencionadas se encuentran la falta de pago de dos meses de salario, aguinaldos, el último aumento y el bono acordado en paritarias.

Desde la redacción y el taller de Diario Popular, los empleados del “Popu” subrayaron su “compromiso con el trabajo” y el “sentido de pertenencia” con el tercer diario más leído del país, a pesar de un conflicto que ya se extiende por más de siete años.

En la intersección de Estrada e Intendente Beguirestain, los trabajadores responsabilizaron a los directivos de Impreba S.A., liderados por Francisco Fascetto, por la crisis actual. 

La protesta contó con el apoyo de trabajadores de diversos medios de comunicación, entre ellos Télam, Clarín, Página 12, Radio Nacional, TV Pública, Ámbito Financiero, La Prensa, La Nación y Noticias Argentinas. Los dirigentes de SIPREBA y FATPREN expresaron su “solidaridad” y respaldo a la lucha de los empleados de Diario Popular.

“En su cincuentenario, los dueños actuales sostienen crónicos incumplimientos con sus trabajadores”, manifestaron los periodistas del Popu durante el emotivo encuentro.

Según la Comisión Interna y lo reflejado por SIPREBA y FATPREN, los empleados tienen pendientes dos meses de salarios, el aumento y el bono de 145.000 pesos acordado en la última paritaria, dos aguinaldos y medio, además de recurrentes atrasos en los pagos previsionales y obras sociales.

Juan Manuel “Vasco” Lazzarino, delegado del Popu, detalló las irregularidades cometidas por los dueños de la empresa. “Diario Popular incumple porque los compañeros cobran en cuotas y no se respetan sus derechos laborales”, afirmó. Agustín Lecchi, secretario general del SIPREBA, añadió: “Vamos a seguir dando la pelea”.

“Estamos aquí para seguir demandando lo que nos corresponde. Diario Popular somos nosotros. Los compañeros gráficos lo imprimen y nosotros lo escribimos. No hay diario, no hay medio de comunicación, no hay democracia posible sin trabajadoras y trabajadores”, declaró Lazzarino.

Los trabajadores recibieron la solidaridad de sus colegas de otros medios y reflejaron su hartazgo por una situación “insostenible”. Sus salarios están por debajo de la línea de pobreza y “Fascetto no paga ni a tiempo ni en forma”.

La situación se agrava ante el “maltrato” de una patronal “indiferente” a los reclamos y con “desidia” frente a las audiencias del Ministerio de Trabajo bonaerense.

    Por admin