La organización de la cita olímpica indicó que mantuvieron una reunión con un grupo de asesores médicos ,y señalaron el deseo de que haya espectadores, una decisión que se espera que se formalice el lunes próximo.

El Comité Organizador de los Juegos Olímpicos de Tokio anunció este sábado que planea permitir el acceso limitado de público a los estadios, a pesar de que un grupo de expertos médicos ha desaconsejado esta medida por el riesgo de contagios en medio de la pandemia de coronavirus.

En una una rueda de prensa ofrecida tras mantener una reunión con un grupo de asesores médicos, los organizadores de Tokio 2020 señalaron el deseo de que haya espectadores en los estadios, una decisión que se espera que se formalice el lunes próximo.

El lunes los organizadores celebrarán una videoconferencia con representantes de cada Comité Olímpico y Paralímpico internacionales y de las autoridades niponas, con vistas a tomar una decisión definitiva sobre el público en las gradas.

En la reunión los expertos epidemiólogos señalaron que “la mejor forma de celebrar los Juegos sería sin espectadores, para no expandir el riesgo de contagios”, según dijo la presidenta del comité organizador, Seiko Hashimoto, exdeportista olímpica que compitió en patinaje de velocidad sobre hielo y en ciclismo en pista.

El grupo de expertos, encabezado por el principal asesor del Gobierno para la pandemia, Shigeru Omi, alertó sobre el peligro de que durante los juegos vuelvan a aumentar los contagios que se encuentran a la baja en Japón en las últimas semanas, así como de la propagación de nuevas y más contagiosas variantes del virus señaló channelnewsasia.com.

“Sin embargo, en caso de que se vayan a celebrar los Juegos con espectadores, los expertos señalaron que sería necesario hacerlo con medidas más estrictas”, dijo Hashimoto, quien afirmó que “esta es la misma posición de la organización”.


En este sentido, los organizadores prevén imponer medidas para restringir el movimiento de los espectadores antes de las competiciones, como desaconsejar los desplazamientos entre diferentes ciudades o regiones niponas para asistir a las competiciones deportivas.

También se pedirá a los espectadores “que se vayan directamente a casa” después de ver en vivo las competiciones y que eviten ir a bares o restaurantes, entre otras medidas dirigidas a “restringir los flujos de personas” durante los Juegos.

Hashimoto también señaló que la medida final sobre el acceso de público en las gradas se enmarcará en las directrices del Gobierno para eventos multitudinarios, que fijan un nuevo y más estricto tope de 10 000 personas en los estadios.

Hasta ahora, las autoridades niponas permitían que los estadios tuvieran público a un máximo del 50 por ciento de su capacidad, lo que supone que el Estadio Olímpico podía tener en sus tribunas hasta a 34.000 espectadores.

Por

Abrir chat