El Fondo Monetario Internacional reclamó este jueves que el peso del ajuste que está llevando adelante el gobierno de Javier Milei “no recaiga desproporcionadamente sobre las familias pobres y trabajadoras”, que se preserve “el valor real de las jubilaciones” y que se destine ayuda adicional para los sectores más vulnerables.

Así lo transmitió hoy la directora de Comunicaciones del organismo, Julie Kozack, quien indicó además en su habitual conferencia de prensa que es “prematuro” hablar de fondos frescos a través de un nuevo programa, reiterando una postura que ya había ofrecido en su reciente visita a la Argentina la número dos del organismo, Gita Gopinath.

Al responder preguntas sobre la Argentina, Kozack señaló el “buen progreso” en la ardua tarea de estabilizar la economía, un proceso que, insistió, será “desafiante”. Dijo, además, que ya se han comenzado a ver “algunos resultados”, y que la inflación está en declive.

Pero remarcó dos temas en los que el Fondo ha insistido en sus mensajes sobre la Argentina: asegurar que la carga del ajuste “no recaiga desproporcionadamente sobre las familias pobres y trabajadoras”, y preservar los ingresos de los jubilados, que han sufrido una fuerte pérdida de poder adquisitivo.

“Estamos viendo algunos resultados en esta área con la inflación comenzando a disminuir. ¿Y por qué es tan importante reducir la inflación? Se trata de proteger a los más vulnerables, porque todos sabemos que la inflación es un impuesto a los pobres. Dada la delicada situación social, junto con las ya muy altas tasas de pobreza en la Argentina. Será importante asegurar asistencia social adicional y preservar el valor real de las jubilaciones”, indicó Kozack.

El nuevo mensaje del FMI llega en medio de la discusión en la Argentina sobre el ajuste de las jubilaciones, uno de los principales segmentos del gasto público donde el gobierno de Milei logró extraer una porción considerable del ajuste tejido para alcanzar superávit financiero en las cuentas públicas.

Por admin