Fue 1-0, con gol de Menéndez. Hubo tres expulsados: Ramírez, en la visita; y Herrera y “Jony” en “la T”. Por la roja de Guido, Nahuel Bustos defendió el triunfo en el arco durante los minutos finales.

Talleres consiguió una memorable victoria este sábado por la noche ante San Lorenzo en el estadio Mario Kempes, donde lo derrotó por 1 a 0, en partido de la vigésima fecha de la Superliga Argentina de Fútbol.

San Lorenzo jugó todo el complemento con un hombre menos por la injusta expulsión de Juan Ramírez (41m de la etapa inicial); y la “T” quedó con nueve jugadores en los instantes finales: vieron la tarjeta roja su arquero Guido Herrera (el equipo ya había hecho los tres cambios y su puesto fue ocupado por Nahuel Bustos) y el goleador Menéndez.

Talleres escaló hasta los 28, cortó una racha de tres partidos sin victorias y sueña con meterse en las copas continentales. Con la derrota, San Lorenzo quedó con 30 puntos, todavía en zona de Sudamericana pero más lejos de la Libertadores.

Talleres empezó mejor. Tanto que, a los cinco minutos, tuvo una chance clara para abrir el marcador: Torrico rechazó un remate de Bustos y en el rebote Menéndez estrelló su tiro en un palo.

Y tuvo otra a los 10m, con un tiro libre de Bustos que se fue apenas por encima del travesaño del arco visitante.

San Lorenzo, que eligió refugiarse cerca de Torrico y apostar al contragolpe, apenas tuvo una buena situación, a los 15m, con un centro “envenenado” de Óscar Romero que Nicolás Fernández no pudo conectar entrando desde atrás.

A lo largo de la etapa Talleres dominó la pelota y enloqueció a San Lorenzo con la movilidad de sus hombres de ataque, pero salvo un par de remates desde afuera ya no se acercó al gol.

Antes del descanso, San Lorenzo se quedó injustamente con un hombre menos: Penel expulsó por doble amarilla a Ramírez, quien no debió haber recibido la primera amonestación (le correspondía a Donatti por una falta en la puerta del área).

Para el complemento, Diego Monárriz buscó reforzar la defensa con el ingreso de Arias, en el ataque puso al “tanque” Gaich y sacó a los hermanos Romero. Pero el plan le duró cinco minutos, los que tardó Talleres en ponerse arriba en el marcador.

Menéndez se fue sin marca por el callejón del “8” y, varios metros antes de entrar al área, sacó un derechazo hermoso, cruzado, que venció la resistencia de Torrico y se convirtió en el 1 a 0.

El panorama terminó de oscurecerse para el visitante a los 14m, cuando Nicolás Fernández debió salir lesionado.

Con la doble ventaja del gol y el jugador de más, Talleres ganó tranquilidad y manejó con paciencia la pelota, con traslado prolijo, esperando la ocasión para liquidar el pleito. Casi lo logra Tomás Pochettino, a los 21m, con un gran remate que dio en el palo.

Pero el local fue desperdiciando situaciones y el final tuvo de todo. Por una fuerte falta a Gaich fue expulsado el arquero Herrera (su puesto lo ocupó Bustos); la T sufrió después otra roja, la de Menéndez; y a San Lorenzo -con Poblete jugando en una pierna- se le abrió una puerta inesperada.

Pero no era su noche: ni siquiera pudo elaborar una maniobra de peligro para probar la capacidad de Bustos bajo los tres palos. Talleres, así, terminó cerrando un triunfo justo.

En la próxima jornada, la 21ra y antepenúltima, Talleres será otra vez local (ante Huracán, el lunes 24 desde las 21.45) y San Lorenzo recibirá en el clásico a Racing (sábado 22 a las 17.35). 


Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat