“El salto en el nivel inflacionario a partir de la devaluación de diciembre ha pulverizado el poder adquisitivo de los salarios en general”, arranca el informe que publicó este jueves la economista Mariana González, del Centro de Investigación y Formación (Cifra) de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA), una de las convocantes al paro junto a la Confederación General del Trabajo (CGT). “Para cualquier persona asalariada cuya remuneración no se haya incrementado en diciembre, el aumento del IPC (índice de precios al consumidor) del 25,5% de ese mes implica una pérdida de poder de compra del 20,3%”, advierte González. Es decir, estos empleados pueden adquirir un quinto menos que en noviembre. Si se repite la inflación del 25% en enero y febrero, los trabajadores sin aumento salarial arrancarán marzo con la mitad del poder de compra que al final del gobierno anterior. Por Mario Hernández.


El Centro de Economía Política Argentina (CEPA), que dirige Hernán Letcher y donde se desempeña la diputada Julia Strada, señala que el salario promedio desde el gobierno de Menem jamás había arrancado una presidencia cayendo tanto como 20,5% en el primer mes de Milei. Agrega que es más que la pérdida en toda la era Macri (-19%), la de Fernando de la Rúa (-16,5% entre 1999 y 2001) y la de Menem (-3,7%).

El contador y senador correntino, Martín Barrionuevo, consignó qué incrementos consiguieron los diversos sindicatos en diciembre: todos por debajo del 25% de inflación, todos sus trabajadores perdieron capacidad de gastar. Los empleados de la industria del neumático, 17%; los bancarios y los del sector químico, 16%; los camioneros, 14%; los obreros de la construcción, 11%; los de comercio, las fábricas de alimentos y los colectivos de corta y media distancia, 10% y los metalúrgicos, 7%. Es decir, suba promedio de todas estas actividades registradas, 11%; pérdida real, 12%. En enero, lograron 25% los camioneros y colectiveros; 24% los de alimentación; 20% los de construcción –que vienen sufriendo 30.000 despidos por la paralización de la obra pública–; 17% los del neumático; 16% los bancarios y químicos; 13% los metalúrgicos y 9% los de comercio. Promedio total, 15%. Si la inflación repite el 25%, la capacidad adquisitiva bajará 8% en enero y acumulará 19% en los dos primeros meses del gobierno de Milei, según Barrionuevo. Pero, consultado el jefe de los colectiveros, Roberto Fernández, calcula que entre 2023 y el mes actual llevan perdidos el 30% y su colega de la Unión de Empleados de la Justicia (UEJN), Julio Piumato, estima 21,5% sólo el año pasado. Ahora debe agregarle enero. Peor les irá a los trabajadores estatales nacionales y a los jubilados, que sufrirán una poda real del 35% en diciembre y enero, según Barrionuevo. Consumirán un tercio menos que hace dos meses. Los informales retrocederían “seguro” 25%, según el contador y senador. La Fraternidad, el gremio de los maquinistas que dirige Omar Maturano, pidió reabrir las paritarias el 15 de febrero después de perder contra la inflación el 2,8% en noviembre y el 16,5% en diciembre. Ni hablar de enero.

Por ahora se han olvidado de que cualquier programa anti inflación exitoso a largo plazo requiere no sólo equilibrar los precios de bienes y servicios públicos y el tipo de cambio sino también los salarios, que ya venían atrasándose tanto como las otras variables mencionadas en las gestiones de Mauricio Macri y del peronismo.

Los ingresos serán el ancla que buscará garantizar la estabilización

El economista Leandro Mora Alfonsín señala en su artículo “Industria en necesidad y urgencia”, publicado en Le Monde Diplomatique de enero 2024:

[…] Por lo anunciado hasta el momento, los ingresos serán el ancla que buscará garantizar la estabilización. Sin asomar otras opciones, lo cual es un a decisión política en sí misma.

El gobierno apuesta a que la corrección de precios relativos, su impacto inflacionario y la pérdida del poder adquisitivo de los ingresos le ponga un tope a la suba de precios. Los bienes y servicios subirán tanto en los meses de diciembre, enero y febrero que la gente simplemente no podrá pagarlos y, por ende, el precio después dejará de subir. En el marco de una economía que no crece desde 2011 y que agravó sus problemas distributivos durante la última década, esta política profundiza la erosión de los ingresos que, a su vez, explica un resultado electoral que reflejó el profundo hastío social hacia las fuerzas políticas tradicionales.

Además del impacto directo de la inflación en el corto plazo, los ingresos encontrarán un freno nominal por el enfriamiento mismo de la economía y por el ajuste en los gastos del Estado. Por ejemplo, la reducción del gasto en jubilaciones, que explican el 40% del gasto total, implicará que estas aumenten por debajo de la inflación. Por su parte, mientras el salario promedio de los asalariados formales se ubica en $ 400.000 (unos 500 dólares), la canasta básica de un hogar de 4 personas (dos adultos, dos niños) se sitúa en 345.000 pesos. Si las negociaciones salariales no acompañan este proceso, los indicadores económicos y sociales se deteriorarán muy rápidamente.

[…]”.

En síntesis, la receta inicial de la administración Milei es dejar que los sueldos sigan hundiéndose. Por más que se corra el riesgo de la conflictividad social. Por más que se descuenten los días parados del salario, se quiera cobrar por protestar en la calle o se obligue a marchar por la vereda.

Salario mínimo perdió un 15% solo en diciembre

Un informe del Centro de Investigación y Formación de la República Argentina (CIFRA) de la Central de los Trabajadores de la Argentina advirtió que solo en diciembre el haber mínimo se redujo un 14,8% en términos reales tras la fuerte suba de precios. Los responsables de esta pérdida son los grandes empresarios que especularon con los precios en la transición de Gobierno y la devaluación de Milei y Caputo que echó más nafta al fuego.

En la actualidad del salario mínimo es de $156.000. Los desocupados que son parte de las organizaciones sociales, cooperativas y sus emprendimientos perciben solo la mitad de esa suma, es decir, $78.000. Son salarios de hambre cuando la canasta de indigencia fue de $240.679 en diciembre, según el Indec.

Cifra analiza que la pérdida del poder de compra del salario mínimo no es exclusiva del gobierno de Milei. Así, el haber mínimo perdió un 25% de su poder adquisitivo durante el macrismo, y a ello se sumó una caída adicional del 10% durante el primer año del gobierno de Fernández, que luego no se recuperó. El gobierno del Frente de Todos no cumplió con su promesa de revertir el deterioro salarial que provocó Macri.

El informe señala que “en 2023, el salario real no logró cambiar la trayectoria de estancamiento que tenía desde 2020, manteniéndose 33% debajo del nivel de 2015”. En tanto, a fin de año el SMVM quedó un 25,8% por debajo del nivel de diciembre de 2019.

En diciembre el salario mínimo representó menos de un tercio de la canasta de pobreza (Canasta Básica Total) que elabora el Indec, que se ubicó en casi $500.000 para dos personas adultas y dos menores.

La última reunión del Consejo del Salario fue en septiembre y el gobierno de Milei aún no puso fecha para una nueva convocatoria a pesar de la pulverización salarial. Además, el SMVM es tomado como referencia para millones de trabajadores no registrados, para las trabajadoras de casas particulares y para los que cobran Potenciar Trabajo.

Es urgente un aumento de emergencia para los salarios, jubilaciones y programas sociales, incluyendo un ingreso para monotributistas e informales. Ningún trabajador debería ganar menos de lo que cuesta la canasta familiar del Indec, que en diciembre fue de casi $500.000.

También es necesario entre otras medidas la anulación de la suba de precios y la apertura de los registros contables de las grandes empresas que especulan con los precios.

PARITARIAS GREMIO X GREMIO

Aceiteros: salario básico de casi un millón de pesos 

Así lo informó en un comunicado la Comisión Directiva de la Federación de Trabajadores del Complejo Industrial Oleaginoso, Desmotadores de Algodón y Afines de la República Argentina (F.T.C.I.O.D y A.R.A.): «los compañeros paritarios de la Federación de Trabajadores del Complejo Industrial Oleaginoso, Desmotadores de Algodón y Afines de la República Argentina (FTCIODyARA) alcanzaron un acuerdo con los representantes patronales de las cámaras CIARA, CIAVEC y CARBIO que lleva el salario básico inicial a $992.161,89 (peón) a partir del 1° de Enero de 2024 para las y los compañeros obreros y empleados aceiteros que se encuentran en el Convenio Colectivo de Trabajo 420/05».

«En una negociación realizada de manera conjunta con los compañeros paritarios del Sindicato de Obreros y Empleados Aceiteros de San Lorenzo (SOEA) y en cumplimiento de la cláusula cuarta del acuerdo de cierre de la Paritaria 2023 y tercera del acta de inicio de la Paritaria 2024, las partes se reunieron para reajustar los valores de las escalas vigentes al mes de diciembre de 2023 hasta alcanzar el porcentaje del IPC total para dicho período, cerrando el año paritario 2023 con un incremento porcentual de 211,4%. Consecuentemente, sobre las escalas resultantes del reajuste citado, se aplicó el incremento acordado para el año 2024 del 41% conforme el detalle de categorías y valores que surgen de las escalas del Convenio Colectivo de Trabajo 420/05, que lleva el salario básico para la categoría inicial (peón) a $ 992.161,89», especificaron desde la Federación Aceitera.

En cuanto a los fundamentos de la actualización salarial, desde la FTCIODyARA destacan: «nuestro planteo se encuentra fundamentado en el derecho a un Salario Mínimo, Vital y Móvil según su definición en el Artículo 14 bis de la Constitución Nacional y Artículo 116 de la Ley de Contrato de Trabajo, esto es, que asegure a los trabajadores en su jornada legal de trabajo la satisfacción de las 9 necesidades allí contempladas: alimentación adecuada, vivienda digna, educación, vestuario, asistencia sanitaria, transporte y esparcimiento, vacaciones y previsión. De igual manera y por la misma causa que el reajuste salarial, se acordó incrementar proporcionalmente la suma extraordinaria y no remunerativa, cuyo valor se actualizó a $644.010,07 para todos los trabajadores aceiteros encuadrados en el Convenio Colectivo de Trabajo 420/05. Se trata de un pago extraordinario que acordamos todos los años desde 2010 y que desde la Federación de Trabajadores del Complejo Industrial Oleaginoso, Desmotadores de Algodón y Afines de la República Argentina imputamos como participación en las ganancias».

«Compañeras, compañeros, la dignidad del Salario Mínimo Vital y Móvil que hoy se volvió a defender ante la ofensiva en todas las líneas que estamos sufriendo como clase trabajadora argentina, es un nuevo logro de muchos años de ejercer de forma consecuente la solidaridad y la conciencia de clase de todas las trabajadoras y los trabajadores aceiteros, a lo que se sumó en estos últimos tiempos la unidad en la acción de las organizaciones gremiales que los representan, la FTCIODyARA y el SOEA San Lorenzo. Fuerza obrera que se demuestra de múltiples maneras, particularmente mediante el ejercicio del derecho de huelga. Que hoy está, junto con los demás derechos que nos garantiza el Artículo 14 Bis de nuestra Constitución Nacional, como la negociación colectiva y los salarios justos, bajo ataque del nuevo gobierno encabezado por Javier Milei. Porque no estamos dispuestos a perder esos derechos, por la dignidad de nuestras familias, por el Salario Mínimo Vital y Móvil según su definición constitucional y legal que es derecho de toda la clase trabajadora argentina, este 24 de enero vamos a la huelga general. ¡Viva la unidad obrera! ¡Viva la clase trabajadora!», finaliza el comunicado de Aceiteros.

La UOCRA cerró la primera paritaria mensual de la era Milei

La semana pasada la Unión Obrero de la Construcción firmó el nuevo acuerdo salarial para los trabajadores comprendidos en los convenios Convenio 76/75 y 577/10.

En su punto 2, el acuerdo dice que “las partes convienen que el presente acuerdo tiene vigencia hasta el 31 de enero de 2024 y, en el marco de la negociación colectiva, se obligan a mantener un seguimiento constante de las variables económicas”. O sea, es una “paritaria mensual”. En el mismo punto plantea que tendrán un “diálogo fluido” a efectos de definir “en lo que resta del mes de enero de 2024 los ajustes que en función de las esas variables pudiesen corresponder”.

El aumento a un medio oficial (categoría promedio) llegará a los 1.773 pesos la hora. Y viene de cobrar un poco más de 1.350 en diciembre, su último sueldo. Un sereno, que cobra un fijo mensual, no llega a los 300.000 pesos. Un Oficial queda en 1.923 pesos la hora y ayudante 1.628. Tengamos en cuenta que después vienen varios descuentos (seguro, obra social, cuota solidaria). Encima el de Construcción es el único convenio que las 9 horas están legalizadas (aunque es ilegal) y el 60% trabaja sin registrar.

Aumento de casi el 50%

El Sindicato del Personal Jerárquico y Profesional del Petróleo y Gas Privado de Neuquén, Río Negro y La Pampa confirmó un aumento del 47,6% para todos sus trabajadores, que será efectivo a partir de la acreditación del sueldo de enero.

De esta forma, el acuerdo que hasta el momento era de un 135% subió a 183,2%. Mientras que el último porcentaje logró superar la inflación, dado que el período noviembre-diciembre fue del 38,3%.

Por otra parte, la paritaria que vence en abril establece actualizaciones salariales vinculadas a la inflación.

“La Comisión Directiva agradece al Cuerpo de Delegados/as por el apoyo y el compromiso con el que día a día trabajamos en función de preservar y defender los derechos de cada uno de nuestros representados y representadas”, sostuvieron desde el gremio.

De la firma del acta participaron representantes del Sindicato de Petroleros Jerárquicos de Cuyo, La Rioja, Salta, Jujuy, Formosa, Neuquén, Río Negro y la Patagonia Austral; la Federación Argentina Sindical de Petróleo, Gas y Biocombustibles; la Cámara de Exploración y Producción de Hidrocarburos (CEPH) y la Cámara de Empresas de Operaciones Petroleras Especiales (CEOPE).

Bancarios: el sueldo inicial se acerca a $1.000.000

El sindicato La Bancaria, que conduce Sergio Palazzo, anunció este jueves 18 un nuevo aumento salarial, el primero de este 2024. A partir de lo acordado con las cámaras empresarias (ABAPPRA, ADEBA y ABA), posicionó el ingreso base para un trabajador del sector en casi un millón de pesos: $904.357,68.

Para ello, se acordó una actualización del 23,2% en diciembre, retroactivo al primero de dicho mes, y, sobre la base resultante, la incorporación de un 20% de adelanto para enero de 2024, para todas las remuneraciones y adicionales convencionales y no convencionales, con una “cláusula gatillo”.

“El aumento de enero es en concepto de adelanto, ya que de superar la inflación el 20% se ajustará automáticamente, debiendo las entidades bancarias aplicar la diferencia salarial retroactiva que corresponda”, explicó la entidad a través de un comunicado oficial.

En función a este acuerdo, el salario mínimo inicial bancario queda compuesto de la siguiente manera: Salario inicial $865.277,01 + participación de ganancias (ROE) $39.080,67 = $904.357,68.

Este número es, por mencionar, casi ocho veces superior al ingreso promedio per cápita del total de la población, que corresponde a 29.463.758 personas, que alcanzó los $123.574 en diciembre, según el INDEC.

Cabe destacar que el gremio confirmó su adhesión al paro general que propuso la Confederación General del Trabajo (CGT) contra las medidas económicas impulsadas por el Presidente de la Nación, Javier Milei, para el próximo 24 de enero.

Papeleros: Dos aumentos para enero y febrero y llevó el salario básico a $ 460.000

Los trabajadores de la rama de los papeleros en enero y febrero percibirán aumentos de sueldo que llevará el básico a $ 460.000.

La Federación de Obreros y Empleados de la Industria del Papel, Cartón y Químicos logró alcanzar un acuerdo salarial con la Asociación de Fabricantes de Celulosa y Papel por los próximos dos meses, alcanzando al personal de la rama de la fabricación.

La nueva escala de salarios quedó así:

  • Categoría 1: $ 612.810,91 en enero y $ 735.373,09 en febrero
  • Categorías 5 y 6: $ 383.849,81 en enero y $ 460.608,97 en febrero

Por lo tanto, la remuneración por hora quedó conformada de la siguiente manera:

  • Categoría A: $ 2404,55 para enero y $ 2886,66 para febrero
  • Categorías I-J-K-L: $ 1594,28 en enero y $ 1913,14 en febrero.

Por último, ambos equipos de trabajo acordaron que este nuevo entendimiento salarial tendrá vigencia hasta el 29 de febrero, comprometiéndose a volver a reunirse en la última semana de ese mes para negociar un nuevo acuerdo salarial.

Camioneros en plenario.

Otros gremios que aumentarán sus salarios  

Los trabajadores de varios gremios cobrarán con aumento en enero 2024 en un contexto inflacionario que ronda el 30%.

  • Empleados de comercio: realizarán una actualización del 13,3%, llevando el sueldo a $ 397.400.
  • Empleadas domésticas: percibirán un aumento del 10% en enero.
  • Camioneros: tendrán aumentos del 12,5% en enero y del 21% en febrero.
  • Alimentación: en enero habrá una actualización del 23,5%, que se desprende de la suma acordada del 66,5%.
  • Encargados de edificios: en enero percibirán una suba del 11% en sus haberes y un último bono de $ 20.000.

Cerraron paritarias

  • Farmacéuticos: El Sindicato Argentino de Farmacéuticos y Bioquímicos firmó el primer acuerdo paritario del 2024, con incrementos que alcanzan, solo en el primer trimestre del año, el 91%. De esta manera, el piso de ingresos para los profesionales de las farmacias y los laboratorios pasó a ser de $750.000, al que se le puede sumar, según establecen las cláusulas del acuerdo: 10% adicional por presentismo, 12% por capacitación y 20% por gestión del establecimiento.
  • Metalúrgicos: la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) cerró el ajuste salarial de 25,5% para enero, idéntico al índice de inflación correspondiente a diciembre. La UOM y las Cámaras de la actividad acordaron retomar conversaciones en la segunda quincena de febrero para acordar el ajuste del segundo mes del año, yendo a un esquema de actualización mensual.
  • Petroleros: Los gremios acordaron un aumento salarial del 47,6% para el sector yacimientos y garantizaron una nueva revisión en febrero próximo. Con la nueva suba, el acumulado llega a 183,2% en la paritaria anual 2023/2024. El incremento se percibirá en forma no remunerativa con los haberes de enero y pasará a ser remunerativo en todos sus efectos. Además, el ajuste será eximido del pago del Impuesto a las Ganancias. sindicatos y Cámaras empresariales fijaron una nueva revisión para el 15 de febrero del 2024.
  • Trabajadores del cuero:percibirán entre enero y febrero un incremento salarial del 50% más el pago de una suma fija de $100.000. El entendimiento establece un incremento salarial del 40% a partir de enero y un 10% a partir de febrero del presente año.  Además, se fijó el pago de un complemento extraordinaria, en concepto de suma fija, por un total de $100.000 en dos cuotas: $60.000 a abonarse el 5 de enero, y $40.000, el 25 de enero.
  • Trabajadores de Carga y Descarga: el sindicato y los representantes empresarios del sector definieron un aumento salarial del 51%, a aplicarse en tres cuotas durante el primer trimestre del 2024. Además, agregará una cláusula de actualización automática según la inflación.

Armando Cavalieri.

La gran paritaria pendiente

Empleados de Comercio se alista para discutir la semana entrante las paritarias. Encabezados por Armando Cavalieri, la Faecys viene dialogando con las Cámaras empresarias para una recomposición salarial en el marco de la paritaria 2023-2024 que termina en marzo. El último aumento impactó en los salarios correspondientes a diciembre; es decir, se liquidó en los primeros días de enero, con un básico que rondó los 400.000 pesos.

Se trata del gremio más numeroso del país, que nuclea a cerca de 1.200.000 trabajadores de distintas ramas. Desde el gremio explicaron que se aguardaba el número de inflación de diciembre para tener un panorama completo sobre cómo quedaron los incrementos respecto del costo de vida.

La estrategia sería solicitar una compensación por lo perdido y de ahí la suba del próximo trimestre. En base a las negociaciones que se vienen cerrando en la mayoría de los sindicatos, habrá que ver si esta es la modalidad que se aplica, ya que tres meses parece ser extenso en esta dinámica inflacionaria.

Marcos Galperín.

Mercado Libre ganó U$S 900 millones por trimestre, pero cerró paritaria debajo de la inflación

En los últimos días aparecieron notas de títulos rimbombantes, por ejemplo, “Empleados de Mercado Libre cerraron suba de sueldo récord: de cuánto será el salario básico” (IProfesional). Ahí cuenta que “la conducción de la Unión Trabajadores de Carga y Descarga de la República Argentina (UTCyDRA), acordó un aumento del 51 % para el primer trimestre de 2024, que se aplicará en tres cuotas del 17 %, con cláusula de actualización automática según la inflación”.

Pero la realidad está lejos del “paquete” que venden Marcos Galperín (dueño de Mercado Libre) y Daniel Vila (jefe del sindicato de Carga y Descarga).

En realidad, de los 6.500 “colaboradores”, como los llama Marcos Galperín, solo una minoría se ve beneficiado por la paritaria. La mayoría trabaja en distintas condiciones y bastante precarias. Están quienes trabajan en las tercerizadas de logística, en el Mercado Central bajo un convenio de empresa y más de 3.500 monotributistas que distribuyen los paquetes. Incluso los profesionales que hacen tareas administrativas están fuera de convenio. Esta semana saltó la brutal respuesta de Galperín a una mujer que denunció que no les pagaban horas extras. O sea que para dos tercios del plantel no hay tal aumento ni “cláusula gatillo”.

Si uno mira los aumentos pactados están por detrás de la inflación pasada, presente y futura. En diciembre les tocó un 10% de aumento, cuando el aumento de precios ya iba en alza y terminó en 25,5%. A pesar de que todo sigue subiendo, y eso nadie lo sabe mejor que Mercado Libre, arreglaron un aumento trimestral de 51%, justo el doble de la inflación mensual. Pero es para tres meses, o sea, que pierden un mes. Pero el mes siguiente te lo “devuelven”. Lástima que los trabajadores y trabajadoras de Mercado Libre ya vienen por detrás de los índices de precios y toda esa “ingeniería financiera” de los CEO de la empresa es para que mes a mes pierdan salario real.

¿Qué harán con esa plata en sueldos que se ahorran cada mes? Seguro la “laburan” en el mercado financiero, su otro gran negocio con Mercado Pago.

El sueldo básico en ML no tiene nada de récord. El último que cobraron fue de 604.000 pesos, este mes. La canasta básica está en 500.000 pesos. Además, hay descuentos y los adicionales que están atados al presentismo o mayores tareas.

Pero lo más notable no es solo la caída del salario real de los trabajadores de Galperín, sino el abismo que crece entre las ganancias del empresario y lo que cobran quienes mueven su negocio. Los últimos datos brindados por la empresa son impactantes: las ganancias crecieron un 108,7% en el último trimestre del año pasado. Fueron u$s 820 millones. Según el CEO Maximiliano Donzelli, “el rendimiento supera el 299,7% (en pesos), situándose de esta manera ampliamente por encima de la inflación acumulada”. Esto incluye parte de los negocios de su billetera virtual (Mercado Pago).

El convenio de Carga incluye un “banco de horas”, donde sus empleados tienen que cumplir determinadas horas por mes y las empresas las disponen a su antojo, sin pagar extras. Es uno de los puntos que quieren meter Milei y Caputo en la reforma laboral incluida en el DNU.

Además, habilita turnos fijos y/o rotativos y ML puede modificar turnos y extensión de la jornada siempre y cuando lo notifique al trabajador con 48 horas de antelación. El descanso semanal puede recaer en cualquier día y las vacaciones pueden ser otorgadas en cualquier momento del año y fraccionarse en períodos de 7 días corridos. El sistema de categorías desaparece, todas las y los trabajadores son polifuncionales. El convenio habilita la suspensión de tareas con pago del 50% del salario, “cuando el predio deje de operar total o parcialmente debido a emergencias climáticas, conflictos sociales y otros motivos”.

Rodrigo Alonso.

Reclaman 84% para completar diciembre docentes santafesinos

Luego de conocerse que el índice de Precios al Consumidor (IPC) de la provincia tuvo una suba del 27,9% en diciembre, los gremios que nuclean a los docentes de escuelas públicas y privadas de Santa Fe exigieron el cumplimiento de la paritaria vigente, la cual contempla una actualización salarial en el último mes del año. En ese marco, reclaman una diferencia del 84% entre la inflación acumulada en 2023 y el aumento salarial obtenido que no fue abonada. Los docentes consideran que esta situación debe resolverse antes de comenzar a discutir la paritaria para este año por lo que esperan que con el salario del mes de enero se pueda abonar esa diferencia.

“Más que una solicitud es exigir el cumplimiento de la paritaria, una paritaria que se ha firmado en agosto del año pasado, que establecía dos cláusulas de actualización, una en el mes de octubre y otra en el mes de diciembre”, aclaró Rodrigo Alonso, secretario general de Amsafe, después que el Instituto Provincial de Estadísticas y Censos (IPEC) publicara el Índice de Precios al Consumidor (IPC) en Santa Fe. El dato provincial marcó un aumento del 27,9% durante el mes de diciembre de 2023 y una variación acumulada del 215,4% durante todo el año.

Ante esto, el representante de los docentes de escuelas públicas alertó que comparando esa inflación acumulada y el aumento salarial obtenido del 131%, hay una diferencia del 84%, porcentaje que tiene en cuenta los salarios del mes de febrero del 2023. Por eso, la exigencia de los gremios es que el gobierno provincial aplique la cláusula de actualización automática contemplada en el acuerdo paritario del Decreto N° 1836, firmado el 31 de agosto del año pasado. La misma específica que “la segunda y última actualización del año 2023 se instrumentará una vez publicado el índice de inflación acumulado al mes de diciembre” y que deberá compensarse “la diferencia que pudiera existir entre el aumento acumulado y dicha inflación”.

Sobre esto, Alonso señaló: “Para nosotros es fundamental tener este dato porque es el dato que va a posibilitar discutir la paritaria 2024 que, como cualquier paritaria salarial que uno discute, lo tiene que hacer con un salario de referencia”. Además, aclaró que, con la conformación de este salario, corresponde el pago proporcional de aguinaldo “porque este aumento termina de conformar el salario del mes de diciembre, que terminará siendo el mejor salario del semestre”. Saldada esa diferencia, “empezamos a discutir la política salarial 2024”, aseguró el secretario general de Amsafe, quien espera que con el salario del mes de enero se pueda abonar esa diferencia.

En la misma línea, el gremio que nuclea a los docentes privados, Sadop, publicó un comunicado en el que explican que “de acuerdo a lo previsto por la última paritaria corresponde la actualización por clausula automática”. Al mismo tiempo, agregan: “Como hemos expresado en paritarias la primera semana de enero: exigimos el cumplimiento del salario 2023 para discutir la base del salario 2024. El 84% de actualización salarial de diciembre es un derecho paritario”.

Respecto a la negociación con el gobierno provincial, Alonso adelantó que hubo un acuerdo que fue comenzar a dialogar: “Tuvimos una reunión técnica paritaria relacionada a las condiciones de trabajo en el cual hemos acordado la toma de posesión de cargos y horas cátedras para nivel inicial, primario y especial, como así también todo el cronograma de titularización del nivel secundario. O sea que la comisión técnica relacionada a las condiciones de trabajo ya está funcionando. La comisión técnica referida al salario todavía no está funcionando porque era necesario tener este dato como para empezar a discutir”.

Al ser consultado sobre porcentajes para poner sobre la mesa, el representante gremial aclaró: “Más allá de un porcentaje puntual nosotros entendemos que la política salarial 2024 tiene que tener por lo menos dos parámetros. Uno tiene que ser justamente un porcentaje de aumento, pero también otro parámetro tiene que ser una cláusula de actualización que a nuestro entender tiene que ser permanente. No puede suceder lo que está sucediendo ahora. Fíjense que los primeros días del mes de febrero las trabajadoras y trabajadores activos y pasivos vamos a estar percibiendo la diferencia salarial que hemos perdido en noviembre y diciembre. Es decir que la estamos percibiendo tres, cuatro meses después”. 

Fuentes: Resumen Latinoamericano, La Izquierda Diario, Perfil, Infogremiales, Argentina Indymedia Trabajadores, Anred, Página12.

Fuente: https://argentina.indymedia.org/2024/01/21/sobran-las-razones-para-el-paro-del-24-la-pulverizacion-del-salario/

Por admin