Luis Caputo, anunció que a comienzos del año próximo aumentarán las tarifas de luz y gas con el objetivo de reducir los subsidios energéticos

l ministro de Economía, Luis Caputo, anunció que a comienzos del año próximo aumentarán las tarifas de luz y gas con el objetivo de reducir los subsidios energéticos.

Según la consultora Economía & Energía, la factura promedio mensual para todos aquellos usuarios del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) que pasen a pagar la tarifa plena será de 23.569 pesos en electricidad y 13.867 pesos en gas.

Los más golpeados serán los sectores medios, que venían teniendo su consumo fuertemente subsidiado y ahora perderán ese beneficio. La suba promedio para ese segmento será de 327% en electricidad y 336% en gas, pero en el caso de la luz las categorías con menores consumos soportarán aumentos de hasta 575%.

Para calcular las subas, el informe toma como referencia un tipo de cambio de 800 pesos y una inflación de 12% en noviembre y de 25% en diciembre.

El supuesto es que los usuarios de altos ingresos (N1) y de ingresos medios (N3) pasarán a pagar el costo pleno de abastecimiento, mientras que los de ingresos bajos (N2) pagarán apenas un 20% de ese costo. A su vez, se estima que los costos de la energía eléctrica y el gas natural verificarían una reducción respecto de 2023.

Según la meta de reducción de déficit fiscal, los subsidios totales disminuirían su incidencia sobre el PBI en 0,7 puntos porcentuales, aunque no se aclaró aún cuánto sería la disminución en energía y cuánto en transporte.

Con la quita de subsidios, la factura promedio de luz de un hogar de clase media en el AMBA treparía a $23.500 mensuales

Con la quita de subsidios, la factura promedio de luz de un hogar de clase media en el AMBA treparía a $23.500 mensuales

Facturas de luz

En el caso de la electricidad, se estima que la factura promedio mensual en el AMBA que paga un usuario N1 treparía de 10.467 a 23.569 pesos (+125%), mientras que la factura de un N3, que comenzaría a pagar la tarifa plena, subiría de 5518 a 23.569 pesos (+327%).

https://docs.google.com/gview?url=https%3A%2F%2Fassets.iprofesional.com%2Fassets%2Fpdf%2F2023%2F12%2F564242.pdf&embedded=true

Es clave aclarar que los N3 tenían subsidiados hasta ahora el consumo de 400 kWh mensuales y luego ya pagaban tarifa plena por el excedente. Esto significa que para los usuarios concentrados en las categorías R1, R2 y R3, que consumen menos de 400 kWh por mes, y por lo tanto tenían todo su consumo subsidiado, oscilará entre 550% y 575%, mientras que las categorías más altas afrontarán un porcentaje sustancialmente menor. No obstante, el 80% de los usuarios se concentra en las tres categorías más bajas. Por último, los sectores de ingresos bajos agrupados en N2 pasarían de 3970 a 9082 pesos mensuales (+125%).

Los supuestos detrás de todas estas cifras son un costo monómico de generación (incluido transporte) de 61 US$/MWh, correspondiente al promedio enero-abril 2024 de la última programación estacional de CAMMESA y un aumento de 104% en el Valor Agregado de Distribución, reflejando la inflación entre junio de 2023, cuando se realizó el último incremento del VAD, y diciembre de este año.

Facturas de gas

En gas, la factura promedio mensual de un N1 en CABA aumentará de 4558 a 13.867 pesos (+204%) y la del N3 pasará de 3179 a 13.867 pesos (+336%). Por último, los sectores de bajos ingresos (N2) que en noviembre pagaron en promedio 1822 pesos, pasarían a pagar 4885 pesos (+168%).

En este caso, el supuesto es un costo de abastecimiento del sistema de 4 dólares por MMBTU, una suba de 116% en el Valor Agregado de Distribución (VAD) y Transporte, reflejando la inflación acumulada entre mayo de 2023, cuando se realizó el último ajuste del VAD, y diciembre de 2023. En el caso de los usuarios de bajos ingresos (N2) se mantiene el beneficio de la tarifa social, que implica un bloque de consumo gratuito sobre el costo del PIST y un descuento de 29% sobre el consumo excedente.

Por admin