Para expertos, la baja de la tasa y la fuerte suba del índice de precios va a repercutir en el mercado cambiario y en una ampliación de la brecha

Las divisas financieras, Contado con Liquidación y MEP se recalentaron en la primera semana del año tras empezar a diluirse el efecto de los factores estacionales que ayudaron a la calma registrada en diciembre, en tanto que la brecha cambiaria tomó fuerza y retornó a niveles del 40% luego de haber tocado un mínimo de 8% a fin de 2023. Y los analistas vaticinan que en los próximos días seguirá la presión al alza sobre los dólares financieros

El CCL finalizó el viernes en $1.140,44 y el MEP en $1.104,93, con lo cual escalaron en la semana 17,2% y 11,1%, respectivamente, mientras que la brecha con el dólar mayorista se ubicó en 40,41%, y en 36%, en cada caso. En tanto que el CCL Senebi -que se negocia entre privados- se disparó 17,9% semanal hasta $1.150, llevando la brecha cambiaria a un récord post devaluación de 41,6%”, según indicó el informe diario de PPI.

A su vez, el dólar blue culminó el viernes en $1.025 con lo cual subió $5 frente a la jornada previa, pero se mantuvo estable en relación al cierre de la semana anterior, y la brecha quedó en 26,2%. Y se convirtió en el dólar más barato en el mercado paralelo.

Los analistas proyectan que, por un conjunto de factores, los dólares financieros se afianzarán arriba de los $1.100 y la brecha cambiaria continuará ascendiendo y podría trepar al 50%.

Dólares financieros: ¿por qué habrá tendencia alcista?

Christian Buteler señaló que “en la primera semana del año el MEP subió 11% y el CCL 18%, y la brecha terminó en 38%” y en ese marco alegó que “una tasa del 9% mensual contra una inflación del 25/30% no te deja otro camino que no sea pasarte a dólares”.

La aceleración de la inflación alentó la disparada de los dólares paralelos

La aceleración de la inflación alentó la disparada de los dólares paralelos

“La tendencia va a seguir siendo alcista. No veo motivos por los cuales no sigan subiendo. Hubo en la semana aumento de 27% en la nafta, lo que acelera la inflación de este mes a por lo menos 20%, la tasa sigue siendo negativa y los pesos siguen creciendo, con lo cual es imposible sostener la estabilidad cambiaria y la brecha”, argumentó

En ese sentido, el especialista sostuvo que “el BCRA estuvo emitiendo para comprar reservas y ahora el Tesoro le saca dólares al BCRA y le da una letra intransferible, es darle un papelito de color que será incobrable, pero los pesos quedan y seguirán presionando sobre el dólar y la inflación”.

Asimismo, Manuel Cerdan, analista de Invecq, prevé que los dólares financieros “pueden subir aún más”. Y afirma que “se juntan varias cosas: una menor demanda de pesos por motivos estacionales; plazos fijos tradicionales e instrumentos CER con rendimientos muy negativos; la extensión a 180 días del plazo mínimo de los plazos fijos UVA; entre otras cosas”.

En sintonía, Amilcar Collante, economista de CESUR,  explicó que hay una reversión de la demanda de pesos de diciembre (por pagos de aguinaldos, vacaciones, etc) y a la vez el dólar exportador se va atrasando contra la inflación lo que implica menor liquidación bajo el esquema 80% al tipo de cambio oficial y 20% al CCL que ayudó a mantener contenida a esa divisa financiera.

“El punto es que se revierte la demanda de pesos con una tasa de interés que es muy negativa en términos reales y aún existen dudas sobre si el ajuste fiscal se podrá llevar a cabo”, destacó el analista.

Por su parte, el analista Gustavo Ber espera que “en la medida que continúen las tasas reales muy negativas, la acelerada inflación y el crawling peg a sólo el 2% mensual, creo que podría continuar el reacomodamiento de los dólares financieros”.

Con tasas reales muy negativas frente a la inflación, predicen una mayor dolarización

Con tasas reales muy negativas frente a la inflación, predicen una mayor dolarización

De igual lectura, un análisis de Invertir en Bolsa (IEB) planteó que “el atraso en el tipo de cambio oficial puede generar una mayor demanda por los dólares financieros si los datos de inflación se ubican por arriba de los esperado”, en referencia a que el esquema del crawling peg de 2% mensual que ratificó el BCRA en un escenario de aceleración inflacionaria erosiona la mejora competitiva de la devaluación.

Dólares: ¿a que nivel puede ir la brecha?

La consultora Epyca resaltó que, tras una brecha que previo a las elecciones, llegó a estar el año pasado en 150%, “las primeras medidas de Milei (devaluación del 120% en un día, anuncios de ajuste ortodoxo fiscal, monetario y cambiario, etc.) la derrumbaron hasta tocar un piso del 8% en algunos tipos de cambio implícitos”.

“Esa menor brecha aprovechaba circunstancias temporales. Al iniciar enero ya comenzamos a ver la reversión de ese movimiento y hoy las brechas oscilan en torno al 30% y esperamos que continúen ampliándose de la mano de una suba de los tipos de cambio paralelos superior a la tasa de devaluación del oficial; al menos hasta que haya nuevas decisiones respecto de la política cambiaria por parte del BCRA y del ministro Caputo”, proyectó.

En ese marco, la consultora dijo que entre los factores que “abonan a la mayor brecha cambiaria” figuran: cautelares judiciales que suspenden los efectos del DNU en su sección Laboral” y “suman incertidumbre sobre cuánto realmente pueda implementar su política”, y “falta de capacidad para construir alianzas en el Congreso, con Provincias y en general, errores no forzados de sus funcionarios abonan a la incertidumbre política”.

De igual mirada, Collante alertó que “si se traba la cuestión fiscal en el Congreso es probable que la brecha pueda subir algo más”. Y enfatizó: “La zona que ya el Gobierno debería reaccionar es arriba de 50% , hoy hay una referencia del.dólar tarjeta (60% mayor al oficial). Ese sería el techo”.

Para Ber “la ausencia de alternativas para los inversores, combinado con el poco apetito que viene despertando el BOPREAL (el bono para los importadores) y la prevista caída de la demanda de dinero a partir de febrero serían factores que sostendrían la brecha”. Y estimó que “podría dirigirse a testear el 50% durante febrero cuando se sume la habitual caída en la demanda de dinero”. 

Trabas al DNU en la justicia o en el Congreso podría presionar aún más al alza a los dólares financieros

Trabas al DNU en la justicia o en el Congreso podría presionar aún más al alza a los dólares financieros

Dólares paralelos: ¿hasta qué valor pueden llegar?

Los analistas de PPI evaluaron que “entendemos que el equipo económico se sentiría cómodo con una brecha de hasta 60% por cómo fue planteado el esquema cambiario desde un principio (el dólar tarjeta es oficial + 60% impuestos)”. Y proyectaron: “Bajo este supuesto, el CCL tendría espacio para dispararse más para cotizar en torno a $1.300″, ya que consideran que “la tasa real tan negativa podría estar contribuyendo a impulsar los dólares financieros”

“Con la tasa real del plazo fijo en -88,2% anual (suponiendo una inflación de 30% en diciembre), no sorprende que los inversores vean al dólar como un refugio de valor en un contexto de alta nominalidad y sin tasas atractivas en pesos”, fundamentaron.

En sintonía, Buteler esgrimió que “si vos tenes una inflación del 20% este mes y arrancaste en $1.000 lo lógico es que hacia fin de enero este en $1.200-$1.300, es el mínimo siguiendo la inflación”. Y predijo que “en estas condiciones de tasa negativa no tenes forma de sostener el tipo de cambio, y encima con una inflación que sigue acelerando, obviamente el que tiene algo de ahorro se va a terminar yendo al dólar”.

Por su parte, el economista Federico Glustein señaló que los dólares financieros “tienen una trayectoria ascendente todavía, porque la demanda de pesos cae, la inflación licúa el efecto devaluatorio y no hay recomposición de ingresos nominales”. En ese marco, el analista calculó que los dólares financieros hacia fin de enero podría estar en un rango de entre “$1.100 a $1.130 mientras que “el blue podría situarse en $1.050/$1.070”.

Por su parte, el operador Gustavo Quintana comentó que “en el blue me dicen que no hay mucha actividad, de modo que cualquier órden de compra o de venta puede alterar el curso de la cotización, pero me parece que puede acomodarse más próximo a los dólares financieros; estos deberían encontrar un punto de equilibrio no muy lejos de los valores actuales, pero cualquier novedad puede alterar la tendencia”.

En ese sentido, Collante aseguró que “también hay señales que pueden descomprimir la situación, una es la negociación con el FMI; si hay avances y se destraba el desembolso de u$s3.300 millones que está pendiente puede aliviar la situación”, aseveró. Buteler concordó que “la negociación con el FMI son un driver importante, algún tipo de traba o demora puede traer ruido”.

Para algunos analistas, el CCL podría escalar hasta un rango de entre $1.200 y $1.300 en las próximas semanas

Para algunos analistas, el CCL podría escalar hasta un rango de entre $1.200 y $1.300 en las próximas semanas

Collante también aludió a los rumores que empezaron a circular el viernes a la tarde acerca de que Caputo estaría preparando un canje de deuda voluntario, para intentar posponer u$s 71.000 millones en pagos previstos para 2024 mediante la emisión de títulos públicos que maduren entre 2025 y 2027, Al respecto, subrayó: “El Gobierno tiene el canje de deuda en pesos que si es existoso puede.descomprimir la situación”.

Por admin