En declaraciones al programa “A MI MANERA”, que se emite por FM 88.9, Roberto Torres, referente del partido Parte (Partido del Trabajo y la Equidad), fundado por Alberto Fernández, analizó la actualidad nacional y municipal en medio de la pandemia por coronavirus. Asimismo, explicó el proceso de creación del Hospital René Favaloro en la localidad de Rafael Castillo, el cual fue inaugurado hace pocos días.

El gobierno nacional que encabeza el presidente Alberto Fernández vino a cambiar los números. Macri en cuatro años hizo cero hospitales, Alberto, en cuatro meses, hizo doce.

El martes pasado se puso en marcha el Hospital René Favaloro que se encuentra en la localidad de Rafael Castillo.

Los hospitales nacionales como el Posadas o El Cruce, o el Sommer, se los denomina SAMIC, Servicio de Atención Médica Integral a la Comunidad, y tienen una estructura autónoma, donde el consejo de administración es quien conduce todas las decisiones del hospital. Toda la conducción, toda la ejecución presupuestaria, todas las decisiones del director ejecutivo, son tomadas por el consejo de administración.

El Hospital Favaloro se sostuvo con un servicio mínimo de guardia porque la Provincia no aportó nada durante los cuatro años de gobierno de María Eugenia Vidal del 27 por ciento que le correspondía y la Nación tampoco del 70 por ciento que debía otorgar por ley.

Ahora el hospital arrancó con servicios de laboratorio, de guardia, consultorios externos y 24 habitaciones con dos cama cada una, y 14 camas de terapia intensiva. A fin de año va a estar terminado completamente.

A este hospital le faltaba un 20 por ciento de ejecución pero en cuatro años no pudieron o no quisieron ponerlo en marcha y ahora Alberto, en cuatro meses, sí pudo ponerlo en marcha.

Hay una ausencia del Estado municipal. No hay conducción civil, no hay una ferviente predisposición a atender al vecino, el intendente no atiende a los concejales de la oposición y hoy la Secretaría de Seguridad tiene un presupuesto tremendo, pero los patrulleros están destrozados en la calle.

Es tremendo lo que se destina a Seguridad pero los resultados son inversamente proporcionales al destino que tiene ese dinero.

La desidia y el abandono del Estado municipal son palpables con los montículos en las calles y veredas, con la no fumigación con el tema del dengue, con el intendente, que tiene un rol bastante mediático, siendo un soldado directo de Mauricio Macri.

La pandemia comenzó el 11 de diciembre de 2015 con la llegada de Macri, que trajo todos los virus maliciosos para el desarrollo de la economía argentina. Después de cuatro años dejó un país sin hospitales, con la mayor deuda de la historia argentina, con niveles de pobreza nunca antes vistos y dejó un país defaulteado.

Con Alberto, en un país fundido, en ocho meses se mantuvieron las tarifas de servicios públicos, de combustible y de prepagas por ejemplo. Además, creó el ATP, creó el IFE, paliando una situación que obviamente la economía está perjudicada, a la economía la perjudicó la pandemia.

La finalización del trámite de la deuda va a ser beneficioso, va a llegar a buen puerto. Alberto está tratando de llegar a un entendimiento que pueda cumplir, porque si no puede cumplir, tiene que apretar a los sectores a los que no se les puede pedir más nada. A los peronistas nos duele la pobreza.

A partir de septiembre no vamos a hablar tanto del protocolo de sanidad. La pandemia va a seguir, pero vamos a empezar a hablar de los protocolos de producción y de empleo.ESCUCHA LA ENTREVISTA COMPLETA

 

Por Federico Esteban

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *