Se trata de la esposa de un futbolista del club Almagro. “Fue una situación horrible la que vivió ella”, manifestó el jugador.

Una mujer, identificada como la esposa del arquero del Club Almagro Emiliano González, fue asaltada por delincuentes que la sorprendieron cuando se disponía a bajar a abrir el portón del al garaje de su casa de la localidad bonaerense de Caseros, partido de Tres de Febrero, uno de los cuales apuntó con su arma a la cabeza de su hijo de 3 años para que entregara un teléfono celular, informe hoy fuentes policiales y judiciales.

El hecho ocurrió anoche, cerca de las 22, frente al domicilio de la calle Florencio Varela 3.100, donde la mujer del jugador llegó a bordo de su auto Fiat Bravo y colocó las balizas para bajar a abrir el portón de ingreso a su casa.

En ese momento, y de acuerdo a lo que quedó registrado por una cámara de seguridad, cuatro delincuentes se detuvieron adelante a bordo de un auto blanco, y tres de ellos bajaron y se abalanzaron sobre el Fiat con intenciones de robarle a su conductora.

La mujer intentó primero acelerar para huir, aunque no lo logró ya que el otro auto le cortaba el paso.

Tras ello, y en medio de un forcejeo a través de la ventanilla, los delincuentes se apoderaron de las pertenencias de la esposa del futbolista, al tiempo que uno de ellos logró abrir la puerta del lado del conductor, a través de la cual amenazó con un arma en la cabeza al hijo de 3 años de González, a quien golpeóon para quitarle un celular que llevaba en las manos.

Tras ello, los asaltantes escaparon en el auto en el que habían llegado, que según los voceros fue robado en la localidad de Ciudadela poco antes.

“Fue una situación horrible la que vivió ella. Llegaba a casa y estaba por metro el auto al garaje, pone las balizas y se baja. Ahí llegaron tres muchachos en otro auto y le pusieron un arma a mi nene que tenía un celular”, amplió el jugador al canal Crónica.

“Mi mujer estaba muy asustada, ver cómo le pusieron un arma a un nene de tres años en la cabeza es lo peor. Fue todo en un segundo, dobló un auto de la nada. A mi hijo le pegan una piña en la cabeza. Todo es bronca”, añadió el futbolista.

Y continuó: “Todos nos movemos con miedo. El auto en el que estaban los ladrones era robado, tenía pedido de captura por robo y era buscado”.

La investigación se encuentra a cargo de la Unidad Fiscal de Instrucción 10 de San Martín con la intervención de la comisaría 4ta. de Caseros, cuyos efectivos trabajaban para localizar a los asaltantes.

Por admin