El ahora ex diputado Nicolás del Caño renunció a su banca tras llegar a un acuerdo con del Frente de Izquierda y el Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS) y en menos de 24 hs. se puso al frente de los piquetes, lo que representa un verdadero problema para el gobierno si Del Caño se pone al frente de los mismos.

Y es que todavía está caliente la silla que ocupaba en la cámara de diputados en el Congreso Nicolás del Caño, cuando se lo pudo ver este viernes a las 07:30 de la mañana encabezando un piquete en Avellaneda.

Bien temprano, Nicolás del Caño cortó el puente Pueyrredón en Avellaneda junto a diferente movimientos sociales y gremiales (trabajadores tercerizados de Edesur, despedidos de Aerolíneas Argentina, trabajadores del MST-FIT Unidad y el Polo Obrero, entre otros).

La cosa se puso pesada ya que los manifestantes tuvieron varios encontronazos con la gente de la prefectura y hubo palazos, gases lacrimógenos, y corridas varias.

Todo comenzó cuando la Prefectura intentó evitar que los manifestantes subieran al puente Pueyrredón, pero no lo consiguieron y los militantes de Izquierda, con Del Caño a la cabeza, cortaron el tránsito hacia la Ciudad de Buenos Aires.

“Reprimen a los trabajadores que piden el pan para sus hijos y este gobierno que se dice popular. Venimos acá para defender la lucha de los trabajadores, como lo hacemos siempre, para que retiren a las fuerzas (Prefectura) de represión y siga la protesta”, arengó delante de las cámaras de TV el ahora ex diputado de izquierda.

Cabe mencionar que esta no es la primera vez que se lo puede ver al ex diputado de izquierda estar presente en alguna marcha, reclamo o corte de calle, solo que en esta oportunidad ya no lo hace como legislador, sino como un ciudadano común.

Los motivos por el cual, Nicolás del Caño dejo su banca es que cada tanto vayan rotando las diferentes dirigentes políticos para que ningún diputado de izquierda se atornille a la banca pasen años y años ocupando un lugar en el Congreso.

Lo cierto es que más allá de los motivos que tuvo Nicolás del Caño para dejar de ser diputado y en menos de 24 hs convertirse un duro piquetero no deja de ser un dolor de cabeza para el gobierno de Alberto y Cristina, que en un primer momento parecieron querer coquetear con los sectores de izquierda y parecía que había un buen entendimiento entre el ex diputado y el poder ejecutivo. Pero ahora la relación está desecha.

Lo cierto es que con Nicolás del Caño en las calles, el panorama se torna altamente negativo para Alberto, ya que todo este tiempo estuvo gobernando prácticamente sin conflictos en las calles, pero ahora con el ex diputado que parece haberse puesto al frente de los piqueteros, la mano está cambiando.

Por

Abrir chat