La situación en Misiones se ha vuelto crítica debido a las protestas de varios sectores estatales, incluyendo docentes y trabajadores de la salud. Pero también se sumó el reclamo de policías. Ayer por la madrugada, un grupo de policías retirados inició una protesta frente al edificio del Comando Radioeléctrico en Posadas, tomando el edificio y bloqueando la circulación en la Avenida Uruguay. Mientras en toda la provincia se suceden cortes de calles y de rutas, con trabajadores acampando y movilizaciones que son acompañadas por patrulleros. Frente a las crecientes protestas y ha pedido del gobernador, el Ministerio de Seguridad de la Nación creó un comité de crisis presidido por Bullrich. Por ANRed.

Las demandas salariales de los estatales misioneros se han intensificado en los últimos días, comenzando con los docentes que realizaron paros y cortes en rutas y avenidas. Esto ha motivado a otros sectores, como los trabajadores de la salud, y recientemente a la policía. Esta situación representa un desafío significativo para el gobierno de Hugo Passalacqua.

A pesar de que el gobierno provincial anunció nuevas escalas salariales para policías e integrantes del Servicio Penitenciario, estas fueron rechazadas por los uniformados. El suboficial mayor retirado Germán Palavecino indicó que las medidas y solicitudes de los últimos meses no han sido atendidas, lo que llevó a los policías y penitenciarios a tomar medidas extremas. Según Palavecino, la demanda principal es asegurar que los salarios cubran la canasta básica, lo cual requiere un aumento superior al 100%.

En respuesta a esta crisis, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, ha formado un comité de crisis y ha decidido enviar 200 gendarmes a Misiones. Este comité, presidido por Bullrich y el gobernador Passalacqua, incluirá efectivos de la Gendarmería Nacional, la Policía Federal, la Prefectura Naval, la Policía de Seguridad Aeroportuaria y el Servicio Penitenciario Federal.

Por admin