Después de que la secretaría de Educación confirmara horas atrás que convocaría a la paritaria nacional docente en los próximos días, el Gobierno volvió a dar muestra de sus desprolijidades e improvisación, cuando Javier Milei salió este viernes a descartar esa convocatoria, y reiterar su postura de que “la educación depende de las provincias”.

Fue durante una entrevista con Jonatan Viale en Radio Rivadavia, en la que también rechazó la posibilidad de aumentar por decreto el salario mínimo, vital y móvil, tras el fracaso de la reunión de ayer con los gremios.

“La educación depende de las provincias, tienen que resolver ellos, ¿qué tengo que hacer como Nación metiéndome? La educación, seguridad y salud es de las provincias”, sostuvo el presidente.

Ante la repregunta para que confirmara que no se convocará la paritaria docente nacional, Milei volvió a dejar en claro su postura. “Nosotros tenemos una cosa que eso de fijar precios mínimos no nos gustan. ¿Por qué un político va a fijar un precio?”, contraatacó.

Tras los dichos de Milei, desde la cartera de Educación señalaron que la paritaria nacional docente no existe como tal, pero aseguraron que convocarán a los gremios a una mesa de salario mínimo para los trabajadores del sector, con el fin de establecer un piso salarial para todo el país, justamente lo que antes fijaba la paritaria nacional docente.

En la misma línea sostuvo que el tema educativo es un problema de las provincias, en un momento de alta fricción con los gobernadores. “Nosotros tenemos una cuestión, fijar precios mínimos no nos gusta”, deslizó, y así dejó en claro que tampoco llamará a los gremios docentes para establecer una pauta que después repercuta en las negociaciones con los mandatarios locales.

Acompañado por el diputado nacional José Luis Espert, Milei lo incluyó en la conversación relacionada a la cuestión de los sueldos: “Acá el profe Espert me acaba de hacer el símbolo que usaban los emperadores romanos cuando mandaban a matar al gladiador, que no es con los pulgares, es como si vos mandaras el brazo hacia adelante en forma de espada. Cuando los salvaban era levantando el puño”, comentó, y entonces reafirmó que no se involucrará en la paritaria de los maestros. “Si no, Espert saca la espada y ya estableció la amenaza”, se rió, como si se tratara de una broma, cuando su ahora socio levanta la bandera de “cárcel o bala” para los delincuentes.

En la entrevista también lo consultaron sobre si el Gobierno contempla avanzar con alguna medida, aunque sea por decreto, para recomponer el salario de los trabajadores. “Ni se me ocurre emitir un decreto con un salario mínimo”, remarcó, a pesar de que eso habían anunciado desde la Secretaría de Trabajo cuando no hubo acuerdo en el consejo que ayer reunió a empresarios y gremios.

“¿No es una cuestión que tiene que ser abordada por los trabajadores con sus empleadores?”, se preguntó el mandatario al referirse al aumento que se trata de definir sobre el piso salarial general. “No creo que un político pueda determinar un precio a mano. Ni se me ocurre. ¿Yo voy a emitir un decreto fijando un precio?”, dijo, cuando tras la fallida reunión de ayer se esperaba que el presidente determinara la cifra a través del Boletín Oficial.

Por admin