Mientras la Selección de Básquet jugaba la final del mundial, Mauricio Macri participaba de una misa celebrada en el cierre de la tradicional Fiesta del Señor y la Virgen del Milagro, en Salta.

Mientras la Selección de Básquet jugaba la final del mundial, Mauricio Macri participaba de una misa celebrada en el cierre de la tradicional Fiesta del Señor y la Virgen del Milagro, en Salta.

Acompañado por la Primera Dama, Juliana Awada, Macri fue parte del público presente en el evento realizado en la Catedral Basílica, que suele reunir a unas 800 mil personas. En el lugar también estuvieron el gobernador local, Juan Manuel Urtubey, actual candidato a vicepresidente por el frente opositor Consenso Federal, y su esposa, Isabel Macedo.


También viajaron a esta provincia el secretario de Culto de la Nación, Alfredo Abriani; el secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis; el senador de Cambiemos Esteban Bullrich, y el vocero presidencial, Iván Pavlovsky. Durante la misa por la solemnidad del Señor del Milagro, Macri y Urtubey se ubicaron juntos en la primera fila para escuchar la homilía de monseñor Mario Carganello.

Al llegar al lugar, el Presidente había sido interceptado por un grupo de mujeres que le entregó unas imágenes pequeñas de la Virgen del Milagro. Al terminar la misa, Macri sostuvo que asistió al encuentro para “para rezar como uno más por el futuro de todos los argentinos”.

Según consignó el diario La Nación, el arzobispo de Salta le dijo a Macri: “Mauricio, has hablado de la pobreza, llévate el rostro de los pobres. Son dignos, son argentinos y son respetuosos; merecen que nos pongamos de rodillas delante de ellos. Vale para todos, hermano. Nada más, gracias”.

La presencia del jefe de Estado en Salta generó polémica entre diferentes líderes religiosos de esta ciudad: en la previa del encuentro, según publicó NA, el presbítero Raúl Méndez consideró que la visita de Macri es “inoportuna” y “una provocación” por las “circunstancias” en las que está la Argentina. “Lo más razonable es que suspenda semejante previsión y nos deje tranquilos. Mas bien que se ocupe de resolver los graves problemas en que embarcó al país”, había manifestado. Por el contrario, Cargnello defendió el viaje del Presidente en la provincia y aseguró que se “atrevió a invitarlo” porque lo “honra” su presencia.



Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat