El gobierno de Javier Milei no puede ocultar su pánico a la reacción popular ante el debate de una Ley Ómnibus que no trae una sola medida a favor del pueblo.

Por eso las inmediaciones del Congreso amanecieron hoy valladas y con fuerte presencia de numerosos efectivos de Gendarmería y Policía Federal, en una jornada en la que la Cámara de Diputados iniciará el tratamiento en el recinto del proyecto de la mega ley impulsada por el gobierno de La Libertad Avanza.

En este marco, según fotos y videos que circulan en las redes sociales, el Gobierno nacional montó un fuerte operativo de seguridad que incluyó el desplazamiento de gendarmes y efectivos de las fuerzas de seguridad en toda la zona de Congreso. Se observaron camiones hidrantes y decenas de vehículos de la Gendarmería sobre las principales avenidas y arterias del centro porteño.

En tanto, organizaciones sociales, de derechos humanos, de la cultura, estudiantes, sindicatos combativos, asambleas barriales y partidos de izquierda se movilizarán hoy al Congreso, donde realizarán una “vigilia de necesidad y urgencia” en rechazo al proyecto de ley.

Las manifestaciones confluirán sobre la zona del Congreso desde este mediodía, según informaron los organizadores en comunicados de prensa difundidos por las agrupaciones convocantes.

Los manifestantes mantendrán la vigilia durante el debate parlamentario que se prevé se extenderá más de 30 horas y, además, se anunció la puesta en marcha de varias actividades anexas. La convocatoria llama a la sociedad a “volver a movilizarse para enfrentar la ley, el DNU, el protocolo y todo el plan de Milei y compañía”.

Por admin