Se desarrolló la Jornada Nacional de Lucha donde, además de movilizar al Ministerio de Capital Humano, organizaciones sociales realizaron cortes de calle en distintas parte del país. Desde La Plata a Pacheco, de Neuquén a Tucumán, el reclamo se hizo sentir en todo el país pese al protocolo y los hostigamientos por parte de las fuerzas nacionales. Desde la asunción del nuevo gobierno se paralizó el envío de alimentos a mas de 40.000 comedores que alimentan a millones de personas necesitadas. La situación se agrava aún más con las otras fuertes medidas de ajuste que incrementan el número de personas que necesitan ayuda para poder alimentarse regularmente. Por ANRed.


Desde hace más de dos meses el gobierno dejó de abastecer los comedores de todo el país. Más de 40000 espacios en los que se alimentó a diario a millones de personas han sido abandonados por el gobierno, sin respuesta alguna.

Además, se está reclamando por el desacople del Potenciar Trabajo con respecto al salario mínimo, vital y móvil. Todo esto agudizado por otras medidas de ajuste como el fuerte aumento del viaje en el transporte público en el corredor AMBA.

En ese contexto se realizaron protestas en 500 puntos del país y participó todo el arco de movimientos sociales: desde el Polo Obrero a la UTEP, desde la Coordinadora por el Cambio Social, hasta el Movimiento Evita.

La jornada tuvo momentos de tensión, principalmente en la Ciudad de Buenos Aires, frente al Ministerio de Capital Humano, cuando la policía Federal quiso irrumpir y evitar el corte empujando y golpeando a manifestantes, pero sin cumplir con su objetivo.

«Todo va en respuesta, en aumento»

Frente al Ministerio de Capital Humano, sumándoselas a los cortes y movilizaciones en todo el país, los movimientos sociales siguen reforzando lazos. «No nos une el espanto, nos une la convicción de enfrentar a un gobierno hambreador y entregador que vamos a salir a enfrentar, que arremete contra todos los derechos, y contra el derecho esencial a la vida: los alimentos para nuestros pibes. Ese es un límite… ahí decimos: ya no tenemos nada más que perder», declaró Mónica Sulle, dirigente del MST. «Esta es la primera jornada unitaria, a nivel nacional. El pueblo se levanta, por eso el 1° de marzo vamos a la Legislatura, el 8 de marzo también vamos a estar en las calles, y el 24 vamos a salir a reclamar los derechos que hemos conseguido, porque 30000 compañeros detenidos desaparecidos siempre van a estar presentes», concluyó .

Pero la movilización no se limitó al corte frente al Ministerio ocupado por Sandra Pettovello, sino que se desarrollaron cortes y movilizaciones en todo el país.

Los cortes en el conurbano fueron muchos. Por solo mencionar algunos de Zona sur y norte, se desarrollaron en la rotonda de Varela, en Lavallol, o en la Panamericana y 197, en Pacheco.

Imagen del corte en la rotonda Lavallol. Foto: Nehuen Rovediello

Organizaciones sociales cortaron los puentes que unen las ciudades de Neuquén y Cipolletti en el Alto Valle. La Gendarmería Nacional se posicionó sobre ambos Puentes Carreteros intentando aplicar el Protocolo de la ministra de Seguridad Patricia Bullrich, sin tener éxito. Las organizaciones resolvieron continuar con los cortes. Reclaman trabajo genuino y apertura de la obra pública.

«Nos movilizamos por la continuidad laboral de 740 familias y contra el ajuste en las partidas alimentarias para los comedores por parte del Ministerio de Trabajo de la Provincia de Neuquén», dijo Diego Mauro referente del Frente de Organizaciones en Lucha. También denunció el operativo de las fuerzas represivas a tono con la política del gobierno nacional.

Las movilizaciones recorrieron el país prese a que muchas de ellas no tuvieron la cobertura pertinente en los medios comerciales.

A cientos de kilómetros de Neuquén, en Tucumán, ni el protocolo ni la lluvia pudieron impedir que se desarrolle una movilización frente a la Casa de Gobierno.

Imagen de la movilización en Tucumán, frente a la Casa de Gobierno.

Por admin